Miles de valencianos indignados después de que Ribó haya permitido rezos islámicos en la Plaza de la Virgen

Hartos de Joan Ribó. Así están los valencianos después de que este viernes, en la plaza de la Virgen, se haya permitido que decenas de musulmanes hayan ocupado la plaza para rezar en favor de Alá y obligando a cerrar las puertas de la Basílica.

Pese a que los podemitas suelen criticar las procesiones de Semana Santa, Joan Ribó, alcalde de Compromís y que cuenta con el apoyo de Podemos y de PSOE para tener la alcaldía de Valencia, ha permitido que cientos de musulmanes celebren el Cheikh Ahmadou Bamba por las calles principales de Valencia.

El acto, que ha tenido autorización hasta las 16:00, ha finalizado con una oración musulmana, mientras numerosos valencianos, boquiabiertos e indignados, no se creían lo que estaban viendo.

«Tienen una mezquita preciosa y enorme con una explanada delante detrás del colegio del Pilar en la salida hacía Barcelona de Blasco Ibáñez ¿y se han venir a hacer este acto a la plaza de la Virgen?. Esto es buscar el enfrentamiento, provocación y el malrrollismo por mucho que lo disfracen como rezos por la paz. Ahora que… ¿les paseamos una procesión por delante de su mezquita? Qué poquito les queda a estos del ayuntamiento… Tic tac…», se podía leer en las redes sociales.

Además, los valencianos presentes en la plaza de la Virgen lamentaban que Ribó haya permitido un acto así existiendo una enorme mezquita en la que los musulmanes pueden rezar.

Elena Nieto
Apasionada del periodismo. Sin miedo a escribir de temas polémicos. Me criticarán por lo que escribo pero la verdad a veces duele. Si quieres contactar conmigo escribe a redaccion@casoaislado.com

23 COMENTARIOS

  1. Hay que denunciar como hace vox. Hay que poner una denuncia a compromiso y su alcalde. Hay que denunciar que la izquierda miente y que pone en peligro la comvivencia y que ademas la izquierda es la que FOMENTA LA XENOFOBIA

  2. No hay que callar. Hay que denunciar. Hay que demostrar todos los dias las mentiras de la izquierda radical. Ya no nos vamos a dejar. Nos han insultado nos han tachado de todo, con sus discursos buenistas, pero ya no cuela. Estamos despertando. Y no nos vamos a dejar. Se les va a acabar el chollo., los langostinos, el jamoncito, los pisitos, y sobretodo las subvenciones. Cada dia sale una noticia nueva de sus mentiras. De sus falsos masters, de sus falsos curriculums, de sus enchufismos de sus amiguismos de sus sucias tretas para colarnos goles.

  3. Lo que nos merecemos. Venga, a seguir llorando, pero de acción nada de nada, ni rechistar, no sea que me señalen con el dedo acusador y llamándome facha, eso jamás, que se hunda antes el universo mundo, y mientras tanto me quejo flojito en redes sociales y poco mas. A ver si nos enteramos, a los que tenemos que acorralar no son los moros, sino los progres de todo tipo y pelaje, y eso os incluye a vosotros, peperos de toda la vida conservadores, mariquitas, cobardonas, acomplejados, traicioneros. Son todos ellos los culpables, los que no han llevado a esta situación, lógica (y ya lo avisaron en su día) habida cuenta de la «heroica» transición (le sobran dos letras del medio a la palabra) que tuvimos, con su constitución autodemoledora. Por tanto, a por los progres, volvamos a ser un país facha, de extremísima derecha, y volvamos a prohibir el progrerío. O eso o la muerte de España.

  4. Hay que expulsar cuanto antes a estas ratas musulmanas, ellos tienen muy claro lo que quieren, quieren comernos por dentro como esos parásitos que se instalan dentro del cuerpo de su víctima y la devoran sin poder reaccionar. Pues bien nosotros debemos de reaccionar y hacerlo ya y con fuerza. Hay que comenzar a denunciar un día si y otro también a las autoridades que dan estos permisos porque es inadmisible y no tiene justificación, además hay que rodear a estos indeseables cada vez que hagan otra performance de estas para provocar la intervención policial y que al final tengan que irse con su asquerosa pseudoreligión a otra parte. No queremos musulmanes y punto, es nuestra nación y no los queremos. Arriba España.

  5. Tienen mezquita en Valencia, luego hay musulmanes hace muchos años y son protegidos, a diferencia de los cristianos en países musulmanes.
    Lo que no se puede consentir es que el alcalde permita la provocación y facilite el enfrentamiento.
    Quiere que nos peguemos con los musulmanes, que ya les vale venir al atrio de la iglesia católica a fastidiar, porque Valencia es muy grande y hay muchos sitios «neutros»; pues no habrá más remedio que pegarse; y mejor antes que después.
    La alternativa es aguantar y tragarse las ofensas y eso no es posible. No nos vamos a dejar machacar por complejos. Somos católicos, infieles «asesinables» para ellos, así que los viernes podemos situarnos frente a nuestras parroquias para hacer actividades y que nos vean. Nosotros no vamos frente a su mezquita: tomen ejemplo de respeto. En caso contrario habrá «leña»
    Tomé nota, Ribó.

  6. Hay que expulsar cuanto antes a estas ratas musulmanas, ellos tienen muy claro lo que quieren, quieren comernos por dentro como esos parásitos que se instalan dentro del cuerpo de su víctima y la devoran sin poder reaccionar. Pues bien nosotros debemos de reaccionar y hacerlo ya y con fuerza. Hay que comenzar a denunciar un día si y otro también a las autoridades que dan estos permisos porque es inadmisible y no tiene justificación, además hay que rodear a estos indeseables cada vez que hagan otra performance de estas para provocar la intervención policial y que al final tengan que irse con su asquerosa pseudoreligión a otra parte. No queremos musulmanes y punto, es nuestra nación y no los queremos. Arriba España.

  7. Es la forma de asegurarse el voto de los ya considerables vecinos con derecho a tal. Esos no fallan, van toos.
    ¿Cuantos sus pensais que hay en valencia y periferia?
    Je je.

  8. NUS pensamos que haya los que haya no lo podemos variar.
    Lo que sí podemos hacer es definir nuestro voto y no dejar pasar ni una.
    Teóricamente el espectro político debería tender a ser una balanza a equilibrar. De modo que la polarización hacia la izquierda extrema (y esto de plantar musulmanes frente a nuestra basílica lo es) sólo se equilibra con una derecha extrema, sin complejos. Si una es tan «mona», la otra también.
    Defendemos en lo que creemos, sin vergüenza y sin moderación.
    Aclaración: los términos extrema derecha y extrema izquierda son sólo para entendernos y sin ánimo peyorativo.
    Analizar dichos términos da para una tesis (de las buenas).

  9. Tienen mezquita en Valencia, luego hay musulmanes hace muchos años y son protegidos, a diferencia de los cristianos en países musulmanes.
    Lo que no se puede consentir es que el alcalde permita la provocación y facilite el enfrentamiento.
    Quiere que nos peguemos con los musulmanes, que ya les vale venir al atrio de la iglesia católica a fastidiar, porque Valencia es muy grande y hay muchos sitios «neutros»; pues no habrá más remedio que pegarse; y mejor antes que después.
    La alternativa es aguantar y tragarse las ofensas y eso no es posible. No nos vamos a dejar machacar por complejos. Somos católicos, infieles «asesinables» para ellos, así que los viernes podemos situarnos frente a nuestras parroquias para hacer actividades y que nos vean. Nosotros no vamos frente a su mezquita: tomen ejemplo de respeto. En caso contrario habrá «leña»
    Tomé nota, Ribó.

  10. Nuestro país que es España y somos españoles este Sr Ribo le da una plaza para que recen los musulmanes teniendo una mezquita donde ir , pero de qué va este hombre protege a los musulmanes y a los españoles no , hay que denunciar esto por favor , yo no puedo porque no vivo en Valencia sino lo hubiera hecho , no se puede ir por España asi., Igual que quieren poner la religión musulmana en nuestros colegios públicos , y de Valencia.

  11. Es la forma de asegurarse el voto de los ya considerables vecinos con derecho a tal. Esos no fallan, van toos.
    ¿Cuantos sus pensais que hay en valencia y periferia?
    Je je.

  12. NUS pensamos que haya los que haya no lo podemos variar.
    Lo que sí podemos hacer es definir nuestro voto y no dejar pasar ni una.
    Teóricamente el espectro político debería tender a ser una balanza a equilibrar. De modo que la polarización hacia la izquierda extrema (y esto de plantar musulmanes frente a nuestra basílica lo es) sólo se equilibra con una derecha extrema, sin complejos. Si una es tan «mona», la otra también.
    Defendemos en lo que creemos, sin vergüenza y sin moderación.
    Aclaración: los términos extrema derecha y extrema izquierda son sólo para entendernos y sin ánimo peyorativo.
    Analizar dichos términos da para una tesis (de las buenas).

  13. Pues eso, tenemos lo que nos merecemos, no queríais izquierdas,? pues a tragar, y sin rechistar no te traten de racista fascista. Ajo y agua

  14. Pues eso, tenemos lo que nos merecemos, no queríais izquierdas,? pues a tragar, y sin rechistar no te traten de racista fascista. Ajo y agua

Los comentarios están cerrados.

Comparte:

Populares

Noticias similares