Miles de españoles salen en defensa del vigilante de seguridad acusado injustamente de racismo

Así han defendido al vigilante de seguridad.

Este viernes se conocía la decisión de Renfe de suspender al vigilante de la estación de Sants de Barcelona de racismo por el simple hecho de exigir el billete a un pasajero que se había saltado el control.

 

La plataforma SOS Racismo, como suele ser habitual en su forma de actuar, acusó de racista al vigilante de seguridad por el simple hecho de hacer su trabajo.

Publicidad
Publicidad

De momento, se ha abierto un expediente informativo para aclarar la situación. Renfe ha anunciado: «Como medida cautelar, el vigilante ha sido retirado inmediatamente del servicio de Renfe hasta que se aclare el pertinente expediente informativo abierto al respecto».

Publicidad

Esta decisión no ha gustado a miles de españoles, que consideran que se ha actuado de manera incorrecta con el vigilante de seguridad que simplemente se limitaba a garantizar la seguridad de los demás pasajeros.

«Si el que se salta un control y se niega a dar su documentación fuese blanco, el vídeo no tendría ningún interés, no habría sido difundido y el vigilante de seguridad no habría sido despedido de su trabajo. Eso sí que es racismo», decían en las redes sociales.

«¿Cómo se atreve a pedirle el billete a un pobre inmigrante? Ese tío no se ha enterado que esa gente cuando pisa España pueden hacer lo que les salga de los cojones. ¡A la calle con él!», pedían los españoles.

«El problema, a parte de la tergiversación progre al ver racismo en el v.s, reside una vez más en la pésima legislación en seguridad privada y en la falta de autoridad», se lamentaban algunos ciudadanos.