Menas sirios y libaneses, de entre 11 y 14 años, violan en grupo a una joven de 15 años

Indignación en Alemania

Alemania no aguanta más. En apenas 48 horas, han salido a la luz dos manadas protagonizadas por menores inmigrantes. Este lunes se conocía la terrible violación sufrida  por una joven de 18 años cerca de un parque de Mülheim. Allí, una joven que tiene discapacidad leve, fue violada por cinco inmigrantes búlgaros entre 12 y 14 años.

La chica había quedado con su novio en un parque. Tras quedarse sola, puesto que la cita con su novio había terminado, uno de los jóvenes inmigrantes se acercó con un amigo para invitarle a que le siguieran para enseñarle «una cosa divertida». Tras seguir al joven, se encontró con otros tres chicos, que la agredieron sexualmente mientras grababan la violación.

Publicidad

Una segunda violación en la misma localidad

Publicidad

Pero cuando la sociedad alemana aún se recuperaba de la primera violación en grupo, en la misma ciudad, menas sirios y libaneses que tienen entre 11 y 17 años, violaron a una chica de 15 años.

Publicidad

La víctima fue agredida  sexualmente a las 22:00 horas en una parada de autobús. Allí, todos ellos, refugiados acogidos por el Gobierno, agredieron sexualmente a la joven. Los refugiados de entre 14 y 17 años están detenidos, mientras que el de 11 años no puede ser procesado al no tener la edad suficiente.

Estas dos agresiones sexuales ha provocado que el rechazo a la presencia de menas se haya disparado en Alemania.