Mel Capitán: Animalismo, incoherencia, y crueldad

Hoy se cumple un año del fallecimiento de Mel Capitán, la cual, se quitó la vida tras los constantes ataques y amenazas que recibía por redes sociales.

Querida y apreciada Mel, habitualmente, mi estilo, es el de artículos de opinión, pero tú vas a ser la excepción, te voy a escribir una carta, la cual espero leas, allá donde estés, y te saque una sonrisa saber que aún hay gente que te admira.

Ha pasado un año ya de tu pérdida, y aún somos muchos los que no nos creemos que nos hayas dejado. Te quitaste la vida a causa de cientos de comentarios amenazantes e insultantes que te llegaban día tras día a través de las redes sociales. Me provocaría mucha repugnancia que me relacionasen con el movimiento “animalista”, si eso consistiese en celebrar cada vez que un cazador pierde la vida, o que un torero recibe una cornada. Espero que te quedes con las muestras de cariño y afecto de gente como yo. Se me viene a la mente esa conmovedora carta que te escribió Frank Cuesta, conocido defensor de los animales y la naturaleza, pero principalmente persona, con corazón, sentimientos, y conciencia, como tú también lo eras, o como lo soy yo.

Publicidad

No tengas en cuenta los comentarios cargados de odio que a día de hoy siguen llegando a tu muro de Instagram, los cuales tienen altas dosis de incoherencia e hipocresía, puesto que todas esas personas que te criticaban en vida, y se mofan de tu muerte, son las mismas que disfrutan asistiendo a un zoológico, o comiendo un filete de ternera.

Fuiste una persona, que transmitía muchas cosas positivas, como por ejemplo, una enseñanza de vida que jamás olvidaré: No abandonar nuestras aficiones o costumbres bajo ningún concepto, pese a que cada vez haya más obstáculos en el camino.

Me gustaría concluir con una frase que tienes en tu perfil de Instagram, el cual, tiene más de 10.500 Seguidores, por algo será… “Defenderé y viviré mi pasión hasta que deje de respirar”.

Allá donde estés Mel, Descansa en Paz.