El mecánico independentista que se negó a reparar el coche a una policía nacional podría ser condenado a cárcel

Jordi Perelló, mecánico propietario del taller ‘Perelló Motors’, ha declarado este miércoles ante la titular del juzgado número 3 de Reus, Alejandrina Aránzazu Peris Martínez.

El mecánico de Reus, denunciado por un delito de incitación al odio tras negarse a reparar el coche particular de una agente de la Policía Nacional, acudió a declarar pasadas las diez y media de la mañana.

Antes, acudió a declarar el denunciante, el marido de la policía que acudió al taller para protestar por su negativa a repararle el coche a su mujer.

El mecánico se acogió a su derecho a no declarar al ser citado en la comisaría de los Mossos d’Esquadra, aunque él mismo, en declaraciones a los medios catalanes, confirmó que se negó a atender a la Policía Nacional por las cargas policiales del 1-O.

«Al cabo de 30 segundos recibí una llamada de su marido que me dice: ‘eres un mierdas, te partiré la cara’. Me colgó. En seguida contacté a un mosso amigo mío y me dijo que lo dejara pasar, pero al cabo de un cuarto de hora vino el señor a mi taller y me llamó racista. Decía que yo fomentaba el odio y que no me partía la cara porque mira…, dijo el propio mecánico.

Pero Jordi Perelló podría enfrentarse a una pena de prisión si así lo decide la Justicia.

El mecánico, que podría perder en los próximos meses más del 50% de su clientela, ya que muchos eran agentes de los Mossos d’Esquadra, se enfrenta a una pena de prisión de uno a cuatro años, además con la pena de multa de 6 a 12 meses.

Al no tener antecedentes, no entrará en prisión, pero sí que ingresará si vuelve a delinquir.

Gallardo Sainz
Periodista y comunicador. Antes en el mundo del deporte, ahora escribo de actualidad.

3 COMENTARIOS

  1. no soy indepe pero me parece muy mal esto, es su negocio, que haga lo que quiera… cada vez mas claro que la libertad en españa es inexistente, hay una dictadura en las sombras.

  2. No soy indepe, pero me parece muy mal este comportamiento del mecánico, luego a los hijos de los policías o guardias civiles tampoco ¿no? Con tipos así, luego no le servirán un menú en un restaurante o un refresco por ser o pensar, han dado un golpe de estado, nos tienen a todos los catalanes con el parlamento bloqueado, ya ni legislan ni nada, esto es una vergüenza intolerable, vergüenza de ser Catalan, païs de burros i rucs, para que llegue un giliprogre que no es indepe hablando de presos políticos… venga porfavor, ¡vayan preparando las mazmorras!

  3. Yo tengo una panadería. Según tu si me niego a vender a un homosexual, estoy en mi legitimo derecho porque el negocio es mio, ¿ verdad ?,
    ANDA, VETE A PASTAR.

Los comentarios están cerrados.

Populares

Noticias similares