Un marroquí siembra el pánico en Lérida al amenazar a los vecinos con un cuchillo y agredir a los agentes que lo detuvieron

El marroquí fue detenido por la Guardia Urbana.

Un joven marroquí fue detenido tras sembrar el pánico en la plaza del Trabajo de Lérida. La Guardia Urbana de la localidad catalana detuvo ayer por la tarde a un joven después de que provocara el pánico amenazando a los vecinos con un cuchillo de grandes dimensiones, lanzara numerosos objetos desde un tejado y agrediera a los agentes que lo detuvieron.

El suceso ocurrió a las 19.00 horas en la plaza del Trabajo. Las autoridades, que recibieron numerosas llamadas alertando de la presencia de un violento marroquí, se encontraron con un joven muy alterado, armado con un cuchillo de grandes dimensiones y sin camiseta.

Publicidad
Publicidad

El joven marroquí, comenzó a amenazar a los vecinos con el cuchillo, huyendo hacia la calle Alfred Perenay, donde accedió hasta un tejado para evitar ser detenido. Desde allí comenzó a lanzar ladrillos y trozos de hormigón, causando numerosos daños a los coches de la Guardia Urbana y los Mossos d’Esquadra que estaban en la zona.

Publicidad

Finalmente el violento marroquí fue detenido no sin antes agredir a los agentes.

Los vecinos, según informa el portal catalán ‘Segre’, han asegurado que unos 8 jóvenes marroquíes han okupado dos pisos de la calle número 84 de Alfred Perenya, protagonizando numerosas peleas y actos incívicos. También amenazan y roban a los vecinos de la zona sin que las autoridades actúen con contundencia.