Mariano Rajoy se tomó siete whiskies para ahogar las penas con su equipo en un restaurante cercano al Congreso

Hasta siete whiskies se tomó Mariano Rajoy en la sobremesa del céntrico restaurante madrileño en el que el aún presidente del Gobierno pasó toda la tarde con sus compañeros más cercanos.

Al inicio de la sesión vespertina del debate de la moción de censura, la gran incógnita de la tarde fue dónde se encontraba Mariano Rajoy. Ni los propios diputados del PP conocían su paradero.

Algunos decían que estaba en La Moncloa, otros en su despacho y algunos reconocían que estaba en un restaurante cercano al Congreso de los Diputados, pero nadie esperaba que fuese a estar siete horas.

Mariano Rajoy se reunió con la gran mayoría de sus ministros en el restaurante el Arahy. Comió con ellos, planificó el futuro más inmediato del partido y según informa EsDiario, también se tomó algún que otro whiskie, en total, siete.

Pese a que se rumoreaba con que Mariano Rajoy podría acercarse antes de que terminara la sesión, finalmente se confirmó que en ningún momento quiso volver a su escaño, enviando a su secretaria general, María Dolores de Cospedal, para que explicara ante los medios de comunicación su decisión de no dimitir: «No es la mejor decisión para los intereses generales de España», señaló.

El presidente del PP tampoco acudió este viernes al Congreso de los Diputados, decisión que le ha vuelto a suponer numerosas críticas.

Gallardo Sainz
Periodista y comunicador. Antes en el mundo del deporte, ahora escribo de actualidad.

Comparte:

Populares

Noticias similares