Marcilla y Saimaza se enfrentan a pérdidas millonarias después de que un directivo llamara «estado fascista» a España

La multinacional Jacobs Douwe Egberts (JDE), que comercializa las marcas de café Saimaza y Marcilla en España, podría sufrir grandes pérdidas en nuestro país después de la publicación hecha por Xavier Mitjavila i Moix, General Manager de la empresa.

Este catalán, no dudó en publicar en su cuenta de Facebook un cartel en el que se podía leer «Spain is a fascist state» («España es un Estado fascista»), y con el ya tradicional lazo amarillo usado por los independentistas para denunciar el encarcelamiento de los líderes independentistas.

Tras ver el alcance que ha tenido su publicación en Facebook, el alto directivo de la multinacional ha borrado todos sus perfiles en las redes sociales, algo que no ha evitado que se haya iniciado una campaña de boicot contra ambas empresas, lo cual no ha gustado en Jacobs Douwe Egberts. La multinacional ya está pensando si despedir al alto directivo, que en JDE ha sido General Manager en España, General Manager para Europa del Sur y, ahora, General Manager en Francia.

En JDE saben que cuando los españoles deciden boicotear una empresa, no es ninguna broma. Ya se vio en el mes de octubre, cuando numerosas empresas defensoras del proceso independentista tuvieron que cambiar su forma de pensar ante las pérdidas que estaban sufriendo.

Así se está llamando al boicot en las redes sociales

A través de Twitter y Facebook, cientos de españoles han asegurado que no volverán a consumir ninguna de las dos marcas de café.

Rafael Sánchez
Rafael es un tipo decidido. Nos informa de la actualidad política española, internacional y de la cuestión migratoria. Es un gran conocedor de lo que ocurre en otros países.

5 COMENTARIOS

  1. JDE, es el propietario de marcas como Natreen edulcorantes, café Marcilla y Saimaza, Tassimo y Hornimans. Su sede social en España está en Barcelona. Ante los insultos de su máximo ejecutivo, Xavier Mitjavila, llamando a España estado fascista y siendo un gran independentista. Su compañía se ha limitado a decir que las opiniones personales son eso opiniones personales. Mi respuesta es contundente mi consumo personal es eso consumo personal, por eso dejo de consumir sus marcas. Esta compañía fue condenada por el Tribunal Supremo a pagar 130 millones de euros por evasión de impuestos en España.

Los comentarios están cerrados.

Populares

Noticias similares