Los socios de Podemos y PSOE bloquean las donaciones de Amancio Ortega que favorecen la salud de los españoles

El Ayuntamiento de Valencia no facilita la labor a los hospitales.

Publicidad

Compromís, los socios de Podemos y de PSOE en Valencia, están decididos a poner todas las trabas posibles para que las donaciones realizadas por Amancio Ortega no se instalen en los hospitales valencianos.

La burocracia municipal de los ‘progres’, la misma que hizo todo lo posible para conseguir que Dani Mateo actuara en el Palau de la Música una vez se suspendió su actuación en un teatro de Valencia, está exigiendo a los hospitales La Fe y el Clínico unas licencias que jamás se habían exigido.

Publicidad

Amancio Ortega ha donado a la sanidad valenciana la instalación de máquinas con tecnología de diagnóstico por imagen, pero estas no pueden instalarse porque la administración pública, controlada por los ‘progres’, están poniendo todo tipo de trabas.

Publicidad

Ambos hospitales iniciaron los trámites para poder realizar las obras de adecuación en las áreas de radiología de ambos centros, pero según informa el diario El Mundo, el Ayuntamiento de Valencia no está facilitando la labor a los hospitales.

Publicidad

La licencia ha sido rechazada porque el Ayuntamiento de Valencia, controlado por los socios de Podemos y PSOE, considera que tanto La Fe como el Clínico no disponen licencia de actividad al faltarles la de primera ocupación.

Desde Urbanismo han asegurado que tratarán de agilizar la autorización para que finalmente se puedan llevar a cabo las obras, pero lo preocupante es que los españoles tengan que verse afectados por la burocracia incompetente defendida por la izquierda.