Los padres del bebé británico Charlie Gard aceptan que no podrá ser tratado

Charlie Gard no podrá ser tratado.

Charlie Gard, el bebé británico, no será tratado. Los padres del bebé, Connie Yates y Chris Gard, han dado por finalizada este lunes su batalla legal para tratar al pequeño, que sufre una enfermedad rara incurable.

Según ha informado ‘The Guardian’, el abogado ha confirmado que «el tiempo se ha agotado» para el pequeño.

Publicidad
Publicidad

Grant Armstrong señaló: «Los peores temores de los padres se han confirmado. Ahora es demasiado tarde para tratar a Charlie».

El pequeño de once meses padece el síndrome de ADN mitocondrial, un raro desorden que inhabilita la capacidad del cuerpo de dar energía a los músculos hasta que el cuerpo padece un paro respiratorio. El bebé, de 11 meses, necesita respiración y alimentación asistida para vivir.

Publicidad

Los padres se encontraban en plena batalla legal para que le permitieran realizar un viaje a Estados Unidos para que recibiera un tratamiento aún en fase experimental.

La polémica saltó cuando la justicia británica autorizó que las máquinas que lo mantienen con vida fuesen desconectadas en contra de la voluntad de los padres.