Los inmigrantes del Aquarius pagaron con billetes de 100 euros los chupitos de whisky que pidieron en un restaurante de Cheste

Así lo reconocen los propios camareros.

Publicidad

Los inmigrantes del Aquarius comienzan a ‘huir’ de Valencia. Todos ellos tienen un permiso de libre circulación de hasta 45 días para poder regularizar su situación o solicitar el asilo y la gran mayoría ha aprovechado para marcharse de Valencia, contactar con conocidos e incluso con las mafias que los llevarán hasta su destino final.

En declaraciones a La Razón, miembros de Cruz Roja reconocen que no esperaban que huyeran de la residencia en la que se encuentran: “Sabíamos que habían estado todo el día fuera pero creíamos que volverían”.

Publicidad
Publicidad

Pero lo más sorprendente, es que muchos de ellos se dedicaron a pedir chupitos de whisky y a fumar “exageradamente”, así lo explica una camarera de un restaurante cercano a Cheste: “Me ha llamado mucho la atención que me pagaran con billetes de 100. Había uno que tenía en una bolsa un fajo de billetes de 50 pero se veía que estaban mojados. No sé donde habrán cambiado a euros, los traerían ya antes de coger el barco”.

Publicidad

La camarera reconoce que se dieron una buena fiesta: “Vaciaron la máquina de tabaco y pidieron numerosos chupitos. Estaban muy contentos”.

Un cliente que estaba presente en el restaurante cuando los inmigrantes del Aquarius entraron, explica: “Van todos vestidos de la misma manera. Con un chándal negro y zapatillas deportivas. Nos sorprendió que nada más entrar pidieran chupitos”.

Claro y decidido con la información que publica. Es una de esas personas que le da igual las críticas. Él siempre informará de lo que deba informar aunque moleste a alguien.