Los independentistas siguen queriendo al ejército fuera de Barcelona

La CUP vuelve a pedir que el Ejército español no esté presente en Barcelona.

Carles Puigdemont, presidente de la Generalitat de Cataluña, ha vuelto a escuchar como la CUP, a través de la diputada Gabriela Serra, ha pedido una vez más que el ejército español no esté presente en el Salón de la Enseñanza.

El presidente ha asegurado que el Govern ya se quejó sobre la presencia del Ejército en el Salón de la Enseñanza, pero que la Fira de Barcelona hizo caso a la carta enviada.

Publicidad
Publicidad

El máximo mandatario catalán ha dejado claro que es la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, quien preside la Fira de Barcelona, es el organismo que tiene la responsabilidad sobre este asunto.

El propio Puigdemont, también considera «compatible» que las Fuerzas Armadas sigan desempeñando su función sin que estén presentes en la Fira de Barcelona, algo que según el presidente es la voluntad «de la mayoría de la sociedad catalana».

Por su parte, la plataforma Desmilitaricemos la Educación, que tiene como objetivo «apartar al Ejército de los espacios educativos», ha lanzado la amenaza de boicotear la presencia del Ejército en el Salón de la Enseñanza de Barcelona, impidiendo que los jóvenes puedan elegir por su cuenta si tratar con los militares allí presentes.

Además, afirman que «las ferias educativas de cualquier tipo deben servir para ofrecer a la juventud opciones para fomentar la creatividad, el pensamiento crítico y el valor de la paz», negando que el Ejército sea «una salida laboral más».