Los independentistas rabian ante la posibilidad de que el castellano tenga más importancia que el catalán

Numerosos independentistas han protestado la posibilidad.

Publicidad
Tras conocerse que el Gobierno está estudiando seriamente la posibilidad de que el castellano sea una lengua vehicular en Cataluña, rompiendo así el dominio absoluto del catalán en la escuela catalana, los independentistas no han dudado en protestar a través de las redes sociales y diferentes medios de comunicación.

Son muchos los políticos catalanes, en su mayoría independentistas, los que han considerado que “es un insulto hacia Cataluña”, introducir la casilla del castellano en las opciones de escolarización para los estudiantes catalanes.

Joan Tardà, diputado de ERC, considera que es algo que “hace daño a Cataluña”, mientras que el podemita Xavier Domènech, lejos de defender la presencia del castellano, criticó que el Gobierno trate de modificar la escuela catalana.

Publicidad
Publicidad

Durante el día de hoy se han producido más reacciones. Irene Rigau, ex consejera de Educación de Cataluña, dijo: “El objetivo es dividir. Y además no se encontrará la oferta que se presupone en la casilla”.

Publicidad

Por su parte, Ernest Maragall, añadió: “Tenemos que tener plena confianza en el sistema: el gobierno español se encontrará con la oposición de la sociedad, de los maestros…”.

Por su parte, el prófugo Carles Puigdemont, escribió a través de Twitter: “Mientras el Estado sobrealimenta con la mano derecha el nacionalismo español e intenta dividir a los alumnos catalanes por su lengua, con la mano izquierda esconde como ‘secreto de estado’ todas las informaciones sobre el imán de Ripoll”.

Además, en las redes sociales, numerosos ciudadanos independentistas han criticado la posibilidad de que el castellano tenga más relevancia que el catalán en la educación de los estudiantes: “La lengua no se toca. ¡Tenemos que defender el catalán del ataque del 155!”.

Otros incluso consideran que Cataluña ha sido colonizada.