Las feministas quieren prohibir los partidos políticos y organizaciones que critiquen la inmigración masiva

Así lo piden las feministas.

Publicidad

El feminismo está decidido a prohibir aquello que no le gusta y su nuevo objetivo son aquellas formaciones políticas u organizaciones que no están a favor de la inmigración masiva.

En los últimos años, el feminismo ha ido pasando de ser un movimiento respetable, a un movimiento lleno de propuestas sin sentido alguno, que buscan privar la libertad de aquellos que no comparten las ideas feministas.

Publicidad

Uno de los países más afectado por ese feminismo radical, que muchos llaman “feminazismo”, es Suecia. Allí, Soraya Post, miembro del Parlamento Europea por parte de la Iniciativa Feminista Sueca, ha sugerido comenzar a prohibir en Europa aquellos partidos que critiquen la inmigración.

Publicidad

En declaraciones a la revista ETC, esta feminista no duda en defender: “Estamos viendo como en Europa, la extrema derecha está recuperando su poder. En Suecia, es una grave amenaza para la democracia que partidos como los Demócratas Suecos puedan imponer sus ideas racistas y xenófobas. Sus políticas siguen sin ser inclusivas”.

Publicidad

Suecia, y Europa en general, debe expulsar y prohibir a los partidos políticos que están en contra de una inmigración. Si siguen así, volverá a producirse un genocidio”, defiende.

Estas declaraciones de Post responde al último informe publicado por la Comisión Europea contra el racismo y la intolerancia, que muestra que “el número de casos racistas y xenófobos se ha disparado en los últimos años” debido a la crisis migratoria.

“Como feminista y activista, no puedo aceptar que en nuestra sociedad, la propaganda xenófoba siga aumentando. Quiero una sociedad en la que los derechos humanos sean respetados”.