La vidente que aseguró ser hija de Salvador Dalí deberá pagar las costas

Pilar Abel deberá pagar de su bolsillo las costas del juicio.

Pilar Abel, la vidente que aseguró ser hija de Salvador Dalí y que finalmente, se demostró no serlo, deberá pagar el proceso judicial que dejó esta verdad demostrada.

El juez de Madrid, que se hizo cargo de la demanda de paternidad, ha desestimado las pretensiones de esta, además de condenarla en costas por la «temeridad» de la vidente durante el proceso.

Publicidad
Publicidad

En la sentencia, que podrá ser recurrida por la propia Pilar Abel, el juez habla de «la temperidad» de la mujer «al conocer el resultado de la prueba biológica tan contundente en sus conclusiones», sin haber descartado seguir con el procedimiento.

Publicidad

La propia Pilar Abel continuó adelante pese a saber que no era hija del artista de Figueres y ahora, deberá pagar los abogados de la Fundación Gala-Dalí.