La Policía confirma que el centro de menas de la Casa de Campo es «muy conflictivo»: 17 magrebíes han sido detenidos

Los menas también la lían en Madrid

Los sindicatos de la Policía Municipal de Madrid han confirmado que el centro de menas de la Casa de Campo, que se abrió hace solamente dos meses, se ha convertido en una auténtica pesadilla.

El recinto se encuentra en las instalaciones donde estaba el albergue juvenil Richard Schirrmann. En él se alojan 66 menores, la gran mayoría de ellos magrebíes.

Publicidad
Publicidad

Los agentes de la Policía Municipal confirman que un grupo de marroquíes «muy conflictivos» se dedican a robar teléfonos móviles en el parque de atracciones, en el Metro de Lago y en otros puntos cercanos. En solamente dos meses, 17 de ellos han sido detenidos en alguna ocasión.

Publicidad

En declaraciones al diario El Mundo, un agente confirma que acuden diariamente «al centro por las amenazas y golpes que reciben los educadores».

«Esto es de traca, no paramos y encima le dicen a las educadoras que las van a violar y no pasa nada. Es más, les da igual, nos insultan y encima piden su paga mensual», añaden los policías.

Por su parte, desde la Comunidad de Madrid tratan de quitar importancia a la gravedad de los hechos: «En los últimos días tres profesionales han recibido golpes y amenazas por parte de menores y que la Policía se ha tenido que personar. Estos educadores no han recibido asistencia médica ni han causado baja».