La mafia de los taxis: 27 taxistas acusados de formar «una organización criminal»

En Sevilla, 27 taxistas han sido acusados de formar "una organización criminal".

La guerra existente entre el gremio del taxi y los coches de alquiler con conductor sigue subiendo de intensidad. La mafia del taxi no está por la labor de permitir que otras personas se metan en su negocio y en ciudades como Madrid y Barcelona, se suelen ver insultos, amenazas y pedradas por parte de los taxistas contra los conductores del servicio de coches con conductor.

Pero donde más fuerza está teniendo el enfrentamiento es en Sevilla, donde la policía ha acusado a 27 taxistas de formar una «organización criminal».

Publicidad

Hay que recordar que la semana pasada, nueve coches de la firma Cabify ardieron en un incendio intencionado, que afecto a 14 conductores y a una familia con dos niños que se encontraban en la casa rural donde tuvieron los hechos.

Publicidad

Pese a que la Guardia Civil aún no ha conseguido indetificar a los responsables, la policía cree que fueron los taxistas.

Publicidad

27 taxistas acusados de formar «una organización criminal».

La policía acusa a 27 taxistas de formar parte de una organización criminal que se reunía para causar «daños, coacciones y amenazas», a los conductores de empresas como Cabify y Uber.

Dede el pasado mes de septiembre, varias decenas de taxistas han traspasado la barrera de la violencia y es por ello por lo que las fuerzas de seguridad están tras ellos.

Eduardo Martín, presidente de Unauto (asociación de vehículos con licencia VTC) ha manifestado: «No solo fue premeditado, actuaron con saña. Hemos sufrido emboscadas, huevos, cuchilladas en las ruedas, pedradas y ácido sobre los coches. Es delincuencia organizada, no van por libre. El sector del taxi está llevando la violencia a niveles insospechados».

Otras voces, como la de Rubén Sánchez, portavoz de Facua, denuncia: «Gobierno tras gobierno se ha tolerado una mafia y PP y PSOE han tenido una actitud timorata, pasiva y complaciente con el colectivo».