La Justicia vasca asegura que los menas magrebíes delinquen porque España les ha fallado

Carmen Adán, Fiscal Superior del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, ha afirmado en una comparecencia en el Parlamento vasco que la saturación de los centros de acogida para menores extranjeros no acompañados, que no permiten realizar un trabajo adecuado con ellos «porque el número lo impide» es lo que está provocando situaciones conflictivas que derivan en que «los que no eran en principio infractores, terminen siéndolo, por agresiones entre ellos o daños a los centros».

Adán constata que existe una «creciente violencia» en los menas, y ha solicitado una «mayor especialización de la policía», y ha solicitado la creación de una nueva unida de la Ertzaina especializada en menas.

La inseguridad ciudadana no para de aumentar en el País Vasco. Durante 2018, aumentaron un 13% los delitos de tráfico de droga, un 19% los robos en viviendas, un 39% los delitos contra la libertad sexual, y un 67% los robos en empresas. Además, los menas se duplicaron en el País Vasco durante el año pasado, y los datos indican que durante 2019 esa cifra no va a parar de aumentar.

Sin duda un conjunto de datos preocupantes, y con esos datos a mano la fiscalía debería tomar medidas para reducir esos números de delincuencia y no para hacer demagogia con los recursos que presta el Gobierno español a menores que llegan ilegalmente al país, y a los que se les facilita un techo bajo el que dormir y tres comidas al día. Mucho más que lo que reciben los miles de españoles que tienen que dormir en la calle por falta de recursos.

Redacción CasoAislado
Un medio libre que trata la actualidad que otros medios ocultan. Informamos de la cuestión migratoria, de la actualidad política y de ciertos delitos que muchos prefieren silenciar.

Comparte:

Populares

Noticias similares