La Justicia murciana anula la expulsión de un inmigrante magrebí porque «sus robos no son graves»

El Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia ha decidido anular la expulsión de un inmigrante magrebí de España, dictada por la propia Delegación del Gobierno y respaldada por los juzgados de Murcia al considerar que los robos que cometió «no son graves» ni su conducta «es un peligro para la seguridad nacional».

Este inmigrante defendió que vivía en España desde hacía más de 15 años y que tenía la autorización de residencia de larga duración, pero pese a ser un delincuente y haber protagonizado varios robos, la Justicia murciana ha decidido que pueda seguir en España al considerar que su expulsión era desproporcionada.

El Tribunal Superior de Justicia de Murcia ha anulado así la decisión del juzgado de lo contencioso, que consideró que el condenado por dos delitos de robo con fuerza, constituía una amenaza real para el orden y la seguridad pública.

Pero desde el alto tribunal se considera que los delitos no eran graves ni en casa habitada, sino de un tipo castigado con penas de uno a tres años.

«No consta -concluye la sala, que tiene como ponente a la magistrada Leonor Alonso- que estemos ante un supuesto de amenaza real y suficientemente grave para el orden o la seguridad públicos que justifique una medida tan grave como la expulsión para alguien que posee un permiso de residencia de larga duración desde hace muchos años», se puede leer en la decisión del TSJ de Murcia.

Gallardo Sainz
Periodista y comunicador. Antes en el mundo del deporte, ahora escribo de actualidad.

Populares

Noticias similares