La Guardia Civil se cansa de Pablo Iglesias: Cinco guardias civiles pasan de seguir vigilando su casoplón

La Guardia Civil está harta de Pablo Iglesias. Según informa este viernes OKDiario, cinco guardias civiles que están destinados a vigilar el casoplón de Pablo Iglesias e Irene Montero cambiarán en breve de destino al hartarse de su situación.

Tres guardias y dos cabos, que se encargan de la seguridad estática del domicilio de los líderes podemitas, dejarán de hacerlo la próxima semana. ¿El motivo? Se han hartado de esa labor.

Los dos cabos han pedido cambiar de destino tras dos años garantizando la seguridad de los vecinos de Galapagar, mientras que los tres guardias pondrán fin a su etapa en la localidad madrileña este mismo este domingo.

En total serán cinco los guardias civiles que dejarán de vigilar el casoplón de Pablo Iglesias e Irene Montero, por lo que solamente quedarán dos agentes de los siete que actualmente forman parte del equipo de vigilancia destinado exclusivamente a la vigilancia del casoplón de los podemitas.

Siempre según la información de OKDiario, no será hasta dentro de un mes cuando los guardias civiles que se irán en los próximos días sean sustituidos por nuevos agentes.

Desde hace meses la situación de los guardias civiles que garantizan la seguridad de los líderes de Podemos está siendo denunciada por los propios sindicatos de la Benmérita. Recientemente se les ha instalado una garita en la puerta de la vivienda de Iglesias e Irene Montero, una medida insuficiente para los agentes.

Redacción CasoAislado
Un medio libre que trata la actualidad que otros medios ocultan. Informamos de la cuestión migratoria, de la actualidad política y de ciertos delitos que muchos prefieren silenciar.

Comparte:

Populares

Noticias similares