La gran mayoría franceses apoya la deportación masiva de islamistas radicales y pide prohibir el movimiento islámico salafista en Francia

Tras el atentado protagonizado por un marroquí radicalizado en las localidades francesas de Carcasona y Trébes, en el que fallecieron cuatro personas, los franceses han despertado.

No solamente Marine Le Pen defiende la expulsión de los musulmanes radicalizados, sino que la mayoría de los franceses, según recoge una encuesta realizada por ‘Odoxa‘ para medios tan importantes como France Info y Le Figaro, defiende que Francia expulse a aquellos islamistas que apoyen ideas radicales.

La encuesta, realizada días después del último atentado yihadista sufrido por Francia, muestra cómo los franceses se han posicionado en contra del islam más radical. El 88 por ciento de ellos pide prohibir el movimiento islámico salafista, aunque el 50% de los encuestados reconoce que sería complicado conseguirlo.

El propio gobierno francés ha reconocido que al menos 20.000 musulmanes están radicalizados, una cifra que «impide encerrar a todos en prisión», es por ello por lo que líderes políticos como Marine Le Pen, presidenta de Frente Nacional, ha exigido «expulsar a todos los musulmanes radicalizados».

No hay que olvidar, que Radouane Lakdim, terrorista del último atentado, era seguido por la policía francesa desde 2014, pero pese a ello, fueron capaces de evitar el atentado, algo que según los franceses «se habría evitado si se hubiera deportado de Francia».

Redacción CasoAislado
Un medio libre que trata la actualidad que otros medios ocultan. Informamos de la cuestión migratoria, de la actualidad política y de ciertos delitos que muchos prefieren silenciar.

1 COMENTARIO

Los comentarios están cerrados.

Comparte:

Populares

Noticias similares