La Barcelona de Ada Colau no gusta a los turistas: Demasiada inseguridad y suciedad en las calles

Ada Colau sigue hundiendo Barcelona.

Publicidad

Por más que lo intente, Ada Colau no puede convencer a nadie de estar haciendo una buena labor al frente del Ayuntamiento de Barcelona.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), denuncia que Barcelona vive una situación de “extrema gravedad” en su seguridad pública, siendo el principal motivo “la pesíma gestión que la alcaldesa de Barcelona está llevando a término en la ciudad”.

Publicidad

Los datos de criminalidad están aumentando sin parar y la plantilla de la Guardia Urbana sigue bajando año tras año. A eso hay que sumar que barrios como el Puerto Olímpico, Ciutat Vella o el Raval, se están convirtiendo en zonas controladas totalmente por las mafias de las druga y la prostitución.

“La Sra. Ada Colau no tiene una política de personal ni un proyecto previsto para aumentar los efectivos de Policía. Se niega a establecer la ratio de policías para la ciudad. Se han retirado las partidas presupuestarias que permitían dotar de refuerzos a la Policía para poder combatir las problemáticas referidas. La falta de unas Políticas Públicas en Seguridad se están viendo agravadas. Esta ciudad tiene un grave problema de seguridad y no se quiere ver”, dicen desde el CSIF según recoge La Gaceta.

Los turistas molestos con situación que vive la ciudad

Esta situación está afectando seriamente al turismo. A Ada Colau no parece preocuparle la principal fuente de ingresos de la ciudad.

Si se camina un poco por los puntos más turísticos de la ciudad, la mayoría de ellos están ocupados por indigentes, mendigos y expresidiarios que tienen total libertad para acampar en zonas públicas.

Los turistas reconocen que la imagen que se están llevando de la ciudad no es la más agradable: “Sabemos que ahora hay problemas políticos y con la independencia de Cataluña, pero esto no tiene nada que ver. La ciudad está muy sucia y nos han dicho que tengamos cuidado en ir andando de noche por algunas zonas”, dice Stephanie S., turista que llega procedente de Newcastle.

Estas opiniones han hecho que los heteleros de Barcelona hayan exigido a Ada Colau que consiga revertir la situación urgentemente: “No podemos permitirnos el lujo de perder más clientes. El procés ha hecho mucho daño y solamente nos falta que el descuido de la ciudad nos acabe hundiendo”.

Publicidad

Leave a Reply

Se el primero en comentar

Notificación de
avatar
wpDiscuz