La auditoría de VOX desvela un pufo de casi 4.000 millones de euros en la Junta de Susana Díaz.

El Presidente de la Junta de Andalucía, ya aseguró esta semana haber iniciado la auditoría a las cuentas del anterior gobierno de Díaz, afirmando que había al menos 2.900 millones de desviación en las cuentas de Sanidad y Educación. Pero parecen haberse descubierto otros 1.028 millones de agujero en la Consejería de Fomento.

En esta auditoría participa tanto el Partido Popular como VOX, que incluyó entre sus requisitos para apoyar a Moreno la citada auditoría a las cuentas socialistas. En total, la desviación que se ha encontrado cuenta con 565,2 millones de euros en distintas facturas de la Agencia de Obra Pública, 396,6 millones en pagos pendientes a entidades financieras y 168,5 millones en pagos por sentencias judiciales desfavorables.

Publicidad
Publicidad

En la Agencia de Vivienda de la Junta de Andalucía se han encontrado más facturas sin contabilizar, hasta alcanzar los 443 millones de euros, y en la Agencia de Puertos se han encontrado otros 14,9 millones fuera de las cuentas oficiales. Lo peor es que el ejecutivo está convencido de que esto es sólo la punta del Iceberg, y los resultados finales pueden ser escandalosos.

Publicidad

Por otro lado, se ha comprobado que del dinero recibido por la Junta desde la Unión Europea, mediante el Fondo Europeo de Desarrollo Rural, el 78% de los proyectos financiados a través del mecanismo no se han llevado a ejecución. Algunos de ellos licitados en los primeros meses de gobierno de Susana Díaz.