La ANC convoca una monumental revuelta para bloquear aeropuertos, fronteras, autopistas y crear el caos Cataluña

La ANC quiere crear el caos en Cataluña.

La Asamblea Nacional Catalana está decidida a crear el caos en Cataluña como respuesta a que la República aún no esté proclamada.

El separatismo fanático ha decidido actuar y es por ello por lo que la ANC pasará a la acción la semana que viene, tras haber convocado una revuelta con la que se buscará crear el caos absoluto en Cataluña. Junto a la ANC, las asociaciones independentistas como Òmnium y AMI, han enviado una carta en la que se llama a la movilización definitiva.

Publicidad

«Ha llegado el momento de la verdad», dice la carta.

Publicidad

«Se ha optado por ofrecer diálogo. El horizonte que se intuye es una reacción antidemocrática del gobierno español. Los próximos días serán determinantes. Pero en ningún caso esconde ninguna renuncia a la proclamación de la República, ni menos aún se puede interpretar como una vía al reformismo constitucional». añade.

«El lunes será un día determinante. El Gobierno de Rajoy decidirá con mucha probabilidad dinamitar las instituciones de la Generalitat y ponerlas bajo su control», avisan a los independentistas.

Publicidad

«Pase lo que pase en las próximas horas, os emplazo a que luchéis. No hay marcha atrás en nuestra determinación de construir un nuevo Estado independiente en forma de República. Estemos atentos a los canales de comunicación ante posibles movilizaciones y no descartamos nuevamente paros masivos de país», informa la carta.

La ANC tiene como objetivo tomar el control absoluto de las infraestructuras claves de Cataluña y para la semana que viene, se quiere controlar y bloquear las infraestructuras más importantes.

Desde la Asamblea Nacional Catalana se quiere conseguir que al menos 200.000 personas tomen el Palacio de la Generalitat y otras 300.000 el Palacio del Parlament.

Pero también se buscará bloquear el aeropuerto del Prat, el puerto de Barcelona y Tarragona, la AP-7 a la altura de «la frontera con la Comunidad Valenciana», la A-2 en la «frontera de Aragón», la TV3 y CatRadio, el Centro de Telecomunicaciones de la Generalitat, y los aeropuertos de Girona, Reus y Alguaire. Además de cortar los accesos a Barcelona.