Karl Jacobi sale en defensa de España: «La opinión pública alemana está intoxicada a favor de los nazis independentistas catalanes»

El empresario alemán Karl Jacobi, que fue noticia tras plantar cara a Roger Torrent y defender que todos los independentistas deberían acabar en prisión, ha hablado en RAC1, dejando claro que está «avergonzado» de la decisión tomada por el Tribunal alemán de poner en libertad a Carles Puigdemont.

En declaraciones a la radio catalana, Karl Jacobi no ha dudado en reconocer sentirse avergonzado de su país por la decisión de la justicia alemana: «Me siento avergonzado de ser alemán. La gente allí no tiene ni idea de que sucede en España. La decisión me insulta. Parte de la culpa es de TV3, que es una fábrica de propaganda. La opinión pública alemana está intoxicada a favor de los nazis independentistas catalanes«.

Publicidad
Publicidad

Además, el empresario alemán ha salido en defensa de España, asegurando que «en Europa existe una tendencia en contra de España». «Los catalanes existencialmente viven de ello y tienen que mentir y falsificar la historia».

No hay que olvidar, que en las últimas semanas los independentistas más radicales han acosado al empresario alemán en su propio barrio. Varios miembros de los CDR llenaron las calles que rodean su vivienda de lazos amarillos y pintadas amenazantes después de desear la prisión para todos los golpistas.

2 Comentarios

  1. Y a esto lo llaman «libertad de expresión» ?.
    Así comienzan todos los autoritarios y populosos nacionalistas, intimidando y marginando al que no piensa como ellos.
    Como lo están haciendo dando una información sesgada y totalmente partidista todos los medios de comunicación publicos catalanes y sus representantes secesionistas.
    Fascismo en estado puro: falta de garantías, libertad de expresion y derechos inherentes para todos sus ciudadanos, una vez definido el bando enemigo ya todo vale ?
    Estos son los auténticos demócratas ?

Deja un comentario

Por favor, deja tu comentario
Por favor, introduce aquí tu nombre