Italia también se harta de la inmigración: La derecha antiinmigración aumenta sus opciones de ganar las elecciones

Italia se cansa de la inmigración.

Publicidad

El próximo 4 de marzo, Italia vivirá unas elecciones legislativas que pueden ser clave para el futuro de la Unión Europea y sobre todo de Italia, que podría cambiar radicalmente su postura con la política migratoria.

Forza Italia, Liga y Fratelli d’Italia, tres de las cuatro principales formaciones del país, se reunieron para formar una alianza a nivel nacional, y pese a que todavía no se conocen los puntos de convergencia entre los partidos, queda claro que todos ellos apostarán por alejarse de la Unión Europea y reducir la inmigración que actualmente llega al país.

Publicidad

Matteo Salvini, líder de la Liga, es un fiel defensor de la postura de Marine Le Pen. En numerosas ocasiones ha apostado por poner fin a la Unión Europea, insistiendo en que es un obstáculo para que los italianos sean la prioridad del Gobierno de Italia.

Publicidad

Salvini sería el único dentro de la coalición que defendería salir de la Unión Europea, ya que el partido de Berlusconi, Forza Italia, prefiere apostar por una renovación de la Unión Europea.

Publicidad

Pero el punto en el que más de acuerdo están todos los miembros de la coalición, es el de poner fin a la entrada masiva de inmigrantes.

Las costas de Italia reciben miles de inmigrantes cada año y el objetivo común de las cuatro formaciones es el de poner fin a esa llegada masiva.

Las razones son obvias: aumentar la seguridad de los italianos, evitar los atentados terroristas y sobre todo, reducir los abusos sexuales que en los últimos meses han indignado a la sociedad italiana.

Para ello propondrán recuperar el control sobre sus fronteras, poniendo fin al espacio de libre circulación Schengen, expulsara a los inmigrantes clandestinos y abolir la protección humanitaria.

La última encuesta, realizada por Ixè, muestra que la mayoría de italianos entre 18 y 40 años, apuestan por el movimiento antiinmigración.

Roberto D’Alimonte, profesor de la Universidad LUISS, en Roma, ha dicho en ‘The Times’: “Esta encuesta muestra que la coalición formada por la derecha italiana es la más popular. Italia comienza a cansarse de las políticas de la Unión Europea”.

La encuesta muestra que la coalición formada por los tres partidos contaría con el 40 por ciento de los votos.