Inmigrantes musulmanes provocan disturbios y queman coches en Toulouse después de que la policía obligara a una musulmana a quitarse el velo islámico que tapaba su cara

Nuevos disturbios provocados por inmigrantes.

Publicidad

Toulouse está viviendo unas noches complicadas debido a los actos violentos que están protagonizando los numerosos inmigrantes musulmanes que residen en el suburbio de Bellefontaine.

Pese a que cientos de policías fueron desplegados por el barrio, esta pasada noche, los violentos inmigrantes quemaron numerosos coches, destrozaron varios negocios y atacaron a la policía.

Publicidad

Los disturbios comenzaron después de que la policía francesa obligara a una mujer musulmana a quitarse el nicab, una prenda islámica que tapa al completo la cara de la mujer que lo lleva, y que es ilegal en Francia.

Publicidad

La Policía gala, pidió a la mujer que se identificara, pero cuando esta les enseñó una fotocopia de su identificación, le pidieron que se retirada la prenda, algo a lo que se negó la mujer. Los agentes, viendo la negativa de la mujer a identificarse, la detuvieron, momento en el que comenzó a gritar pidiendo ayuda.

Publicidad

Rápidamente, unas 30 personas, en su mayoría también musulmanes, comenzaron a atacar a los agentes con piedras y diferentes objetos, hiriendo a uno de ellos.

En las siguientes horas, los actos vandálicos fueron a más, produciéndose disturbios en el barrio cercano de Reynerie, los cuales, según las autoridades, están relacionados con la identificación de la mujer musulmana.

En las últimas horas, hasta 15 coches han sido quemados, mientras que los antidisturbios se han visto obligados a realizar numerosas cargas hasta que finalmente se logró controlar la situación.