Un inmigrante nigeriano muerde un dedo y una oreja a un hombre que le miró fijamente en Valencia

La Policía Nacional lo detuvo.

La Policía Nacional ha detenido esta semana a un inmigrante nigeriano de 58 años por agredir a otro hombre por el simple hecho de mirarle fijamente.

La víctima, que recibió un golpe en una ceja con un paraguas, necesitando cinco puntos de sutura, también recibió un mordisco en la oreja y en el dedo por parte del inmigrante africano.

Publicidad
Publicidad

Fue en Valencia, en un parque de la mediana de la calle Tres Cruces, donde se produjeron los hechos. Según informa Europa Press, los policías lograron localizar a los dos protagonistas después de que el 091 recibiera un aviso por parte de un testigo.

La víctima presentaba un corte profundo cerca de la ceja y varios hematomas, mientras que su agresor, no presentó lesión alguna.

Fuentes policiales han confirmado que la agresión se produjo mientras ambos paseaban por la calle. Al cruzarse ambos, el inmigrante africano, sin motivo aparente, comenzó a darle puñetazos y a golpearle con el paraguas, incluso le mordió un dedo y la oreja.

Más tarde, el propio agresor reconoció que le agredió porque la víctima le miró fijamente, sintiéndose intimidado por este.

El hombre, nigeriano y sin antecedentes, fue arrestado por un delito de lesiones. Ya ha pasado a disposición judicial.

3 Comentarios

  1. Esta gente está, y sin animo de ofender, asalvajada. Y no es un insulto. Es una realidad. Provienen de sociedades que viven en mitad de desiertos, sin cultura, sin educación, sin formación. No podemos llenar Europa de salvajes, que llegan aquí y no saben comportarse, y se comportan como si estuvieran aún en sus poblados de origen. Lo que hay que hacer es invertir en sus países de origen para que tengan una educación y un desarrollo efectivo y no necesiten venir a Europa y puedan desarrollar calidad de vida allí de donde ellos son.

Deja un comentario

Por favor, deja tu comentario
Por favor, introduce aquí tu nombre