Un inmigrante ilegal entra en un hospital y abusa sexualmente de una anciana

Será deportado.

Publicidad

Lo recoge el diario francés ‘La Montagne’, un inmigrante ilegal de 29 años, residente en la localidad de Clermont, ha sido condenado a un año de prisión y más tarde, a la deportación de Francia y prohibición de 10 años de entrar en territorio francés, tras abusar sexualmente de una anciana.

Los hechos se remontan al 18 de julio de 2017. Fue en mitad de la noche cuando este inmigrante ilegal, entró en varias habitaciones del Hospital Universitario de Clermont-Ferrand.

Publicidad
Publicidad

Sentí una mano en mi tobillo, luego en mi muslo y luego en mis nalgas“, explicó la anciana de 80 años ante la justicia belga. “También trató de tocar mis pechos y tras resistirme, se marchó”.

Pero además de abusar sexualmente de la anciana de 80 años, también robó a varios pacientes de la misma planta: “Abrí los ojos y vi a un hombre con mi móvil en la mano. Llamé inmediatamente para advertir al personal”.

Publicidad

En mayo de 2016, el mismo inmigrante fue acusado de abuso sexual a una joven que lo conocía.

Hervé Lhomme, fiscal de Clermont, se mostró muy preocupado con su comprotamiento: “Este joven tiene una personalidad inquietante y realmente es un ser peligroso para los franceses. Es inadmisible que siga en Francia. Una vez cumpla la condena de un año, será expulsado del país y no podrá volver en los próximos 10 años”.

Pese a que el abogado del inmigrante, Faure-Comarias, trató de defender a su cliente asegurando que “estaba buscando a un amigo en el hospital” y que debería permitirse que siga en Francia, finalmente, se ha confirmado que será expulsado.

Un medio libre que trata la actualidad que otros medios ocultan. Informamos de la cuestión migratoria, de la actualidad política y de ciertos delitos que muchos prefieren silenciar.