Hungría planta cara a Naciones Unidas: «La inmigración no es buena. Hay que frenarla»

Hungría no ha dudado en ‘reírse’ de Naciones Unidas tras la posición adoptada por el organismo mundial en relación a la inmigración.

Desde Naciones Unidas no han dudado en asegurar que la inmigración tiene un efecto positivo en la economía y que no puede detenerse, pero Hungría, posiblemente el país de la Unión Europea que más rechaza la llegada de inmigrantes, no ha dudado en plantar a esa afirmación.

Janos Lazar, el ministro de la Oficina del Primer Ministro, ha rebatido tal afirmación, asegurando que es totalmente falsa: «Los planes de eliminar las fronteras físicas y permitir que cualquier persona pueda entrar son inaceptables».

«Naciones Unidas insiste en convencer a la población de que la inmigración tiene efectivos positivos y que no debe frenarse la llegada de nuevos inmigrantes, pero eso es totalmente falso. La inmigración es peligrosa y debe detenerse», ha añadido.

«Con la entrega de ayudas y trabajos para todos ellos, se está invitando a 60 millones de personas a llegar desde África. Se están equivocando al hacer un efecto llamada», insiste.

Hungría, desde que construyó su valla fronteriza, ha conseguido reducir la inmigración en un 99,7 por ciento.

Redacción CasoAislado
Un medio libre que trata la actualidad que otros medios ocultan. Informamos de la cuestión migratoria, de la actualidad política y de ciertos delitos que muchos prefieren silenciar.

Populares

Noticias similares