Hungría aprobará una enmienda constitucional para evitar que la Unión Europea les pueda obligar a acoger refugiados

Viktor Orbán, presidente de Hungría, ha vuelto a dejar claro que su intención es la de defender la cultura cristiana del islam más radical.

El primer ministro húngaro, que el pasado mes de abril volvió a ganar las elecciones de Hungría, no ha dudado en asegurar que la tarea del nuevo Gobierno «será garantizar la seguridad y la defensa de la cultura cristiana».

El partido liderado por Orbán, Fidesz, obtuvo el 49% de los votos en las elecciones generales del 8 de abril, dejando claro que los húngaros apoyan la política antiinmigración de su presidente.

«Prometo servir a Hungría con entrega y fidelidad», continuó diciendo Orbán.

Hungría aprobará en los próximos días una enmienda constitucional contra el sistema europeo de reubicación de refugiados entre los Países de la Unión Europea, además de una reforma legislativa para limitar el funcionamiento de las ONG.

«Queremos evitar que las ONG trafiquen con refugiados como ya han hecho en otros países. Italia y Grecia se han visto perjudicados por ese tráfico ilegal de refugiados y ha provocado que decenas de miles hayan tomado sus ciudades. Nosotros no lo vamos a permitir», defendió firmemente el presidente húngaro.

Maribel M.
Graduada en Historia. Comunicadora, apasionada de la actualidad. Contacto: redaccion@casoaislado.com

Populares

Noticias similares