Feminismo en el S. XXI: Hipocresía, y odio

El feminismo del siglo XXI comienza a asustar a las propias mujeres.

Cada vez, más mujeres se desmarcan del movimiento “feminista” actual, el cual está basado en el odio al hombre, el ataque a la familia tradicional, y la búsqueda de ser constantemente el centro de atención a cualquier precio.

No me imagino que pasaría por la cabeza de las mujeres que impulsaron el verdadero feminismo, las cuales lucharon por una igualdad real, al ver en lo que se ha convertido la batalla que ellas iniciaron; desde Hipatia de Alejandría, hasta Marie Curie, pasando por Flora Tristán entre otras muchas. Un dato relevante, es que gran parte de ellas, llegaron a perder la vida por defender esas ideas.

Publicidad

Bajo mi punto de vista, el feminismo actual, es una máscara, para ocultar el odio de gran parte de las mujeres hacia el sexo opuesto.

Afortunadamente, hay cada vez más personas que se preguntan si el hecho de que un hombre le diga “guapa” a una mujer, es motivo suficiente para desearle la muerte a esa persona; también se preguntan, porque en una manifestación a favor de la igualdad, tiene que haber una mujer embarazada  con el torso desnudo, y una pintada en su barriga en la que se lee “aborto libre”.

Digo que el feminismo actual es hipócrita, debido a que si  una mujer es piropeada por la calle, se está invadiendo su espacio, faltándole el respeto, y despojando de sus derechos, pero… ¿Qué pasa con las miles de mujeres que son lapidadas al año por no llevar una vestimenta “adecuada”, o por adulterio en países árabes? ¿Sus derechos importan menos?

O el ejemplo de hace pocos días de la periodista María Gómez, se mostraba muy indignada porque un aficionado le había llamado “guapa”, y dijo que era machismo… Lo malo, es que se olvidó de sus declaraciones tras el partido de España contra Marruecos, las cuales decían textualmente “Quiero dormir con el enemigo. Los pibones de la selección de Marruecos es alucinante, te lo prometo. Subía en el ascensor y decía pero madre mía, cómo son todos tan guapos y majísimos. Van a perder mañana, pero alguien tendrá que consolarles, alguien tendrá que invitarles a un zumo”

A día de hoy, me enorgullece decir, que no me considero “feminista”, y del mismo modo que mi partido “VOX”, estoy sistemáticamente en contra de este adoctrinamiento actual tan absurdo, el cual recibe el nombre de “Ideología de género”.

8 Comentarios

  1. Vaya. No sabía que existía vox, un partido político. Hace mucho tiempo que no sigo a los medios de comunicación, concursos de televisión, y, poco más.
    Las ideologías, mejor pagarlas cada ciudadano de su bolsillo, sin recibir subvenciones.
    Es interesante tener más opciones de voto.

  2. Y, también a favor de que los ciudadanos, se paguen sus iglesias, y, los medios de comunicación, por suscripción. Es lo más coherente, en mi opinión. La sanidad pública, con opción a medicinas como la de las plantas, cosa que no permiten. Y educación, pública. Y, nada más. Claro que habría que subir los sueldos.

  3. No obstante, no todo es negativo, en mi opinión. En estos libros hay muchos papeles para actores, actrices, papeles para la industria del cine, la televisión. Historia de las mujeres en Occidente, Historia de la vida privada, El mito de la Diosa, Las guerreras del mundo antiguo, las amazonas. Libros sobre criminología, Episodios Nacionales, los expedientes x, del ejército, la Iglesia, Los periódicos, Hospitales… La historia de la PONU.
    Sólo hay que comparar los papeles que han interpretado los actores, actrices, desde que se creó la industria del cine, a finales del siglo XIX, con los papeles que se pueden sacar de esos libros.

  4. Claro que es una industria, la del cine, la televisión, que ha tenido muy buenos papeles para actores, actrices, grandes directores, muy buenas películas. Pero, en mi opinión, podrían tener muchos más papeles para actores, actrices, muchos más papeles de los que se han visto por el cine, la televisión, muchas más historias para contar.
    Sólo hay que tener presupuesto, talento, profesionalidad, para saber contar esas historias, y trasladarlas al cine, la televisión, algo que no es sencillo, por supuesto.

  5. Otro gran libro, La Biblia, también con muchos papeles a interpretar para actores, actrices.
    Un tema interesante, las fuentes de la Biblia, en qué se inspiró el autor, los autores, de la Biblia.
    El mito de la Diosa, sus fuentes.
    Buen verano, a relajarse.

  6. Bien. La industria del cine, donde es cierto que tenido muy buenas películas, directores, actores, actrices. Pero, se está quedando pequeño el mundo del cine, la televisión, en mi opinión.
    Los libros de Historia de las mujeres, Historia de la vida privada, El mito de la Diosa, Las guerreras del mundo antiguo, las amazonas, Episodios Nacionales, la criminología, historia de la ONU, Las Agencias de Inteligencia, donde hay muchos papeles para actores, actrices, no llegan a esa industria, no dan el salto, hay un muro, quien sabe si deliberadamente o no.
    No me interesa lo del idioma no sexista,o, lenguaje inclusivo, es una frivolidad, una manera de perder el tiempo. Ya no tiene ninguna gracia. Porque perder el tiempo en esas tonterías es absurdo, y, además montan un lío con el idioma. Aunque es verdad que a veces se puede escribir de manera más general, ejemplo, Escuela de Psicología, o de Artesanía.
    Las leyes de género, no me agradan, existe igualdad ante la ley, presunción de inocencia.

  7. Por otro lado, si hay personas que se meten en la vida de otra gente, en concreto de las mujeres, de unas azafatas de competición de automóviles, a decirles que no pueden trabajar de azafatas, y las tratan como menores de edad. O, si quieren imponer como hay que escribir, hablar, y, no les importan los informes profesionales. Nada, habrá que mirar con lupa lo que se hace con el dinero público, subvenciones, y, meterse a criticar y a opinar.

  8. Hipatia o Marie Curie NO eran feministas. No se pueden coger mujeres del pasado y adjudicarles una etiqueta, como no es de recibo decir que Fernando el Católico era de derechas o Francisco de Asis hippie comunista.
    El feminismo es una ideología del siglo XIX, y desde EL PRINCIPIO ha incorporado el odio a los hombres, especialmente europeos, y una visión de la Historia tergiversada para que las mujeres sean víctimas y los hombres victimarios. Lea usted discursos de las feministas de primera ola, las que se supone eran razonables y no odiaban a los hombres, y verá lo que quiero decir.

Deja un comentario

Por favor, deja tu comentario
Por favor, introduce aquí tu nombre

Fin del tratamiento: Controlar el spam y gestion de comentarios.

Legitimación: Su consentimiento.

Comunicación de los datos: No se comunicarán sus datos a terceros salvo obligación legal.

Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad y olvido.

Contacto: contacto@casoaislado.com

Puede encontrar información adicional en nuestra política de privacidad