Estonia apuesta por políticas antiinmigración ilegal: «No acogeremos ningún refugiado»

Estonia no acogerá más refugiados.

Estonia no está por la labor de acoger ningún refugiado más. Así de claro lo ha dejado Juri Ratas, primer ministro estonia, tras formar Gobierno de coalición junto al conservador Pro Patria y con el Partido Popular Conservador de Estonia (EKRE), dos formaciones que rechazan la llegada de inmigrantes ilegales.

El partido Keskerakond gobierna Estonia desde 2017 en coalición con los socialdemócratas y con el conservador Pro Patria, pero tras las elecciones, el Parlamento estonia ha quedado mucho más fragmentado con el reparto de los 101 escaños entre cinco partidos.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Es por ello por lo que Juri Ratas ha accedido pactar con dos formaciones que apuestan por una Estonia sin inmigración ilegal y sobre todo sin la presencia de refugiados. La coalición de Ratas, que cuenta con 56 de los 101 escaños del Parlamento, comenzará a desarrollar políticas antiinmigración ilegal.

También se espera que se lleven a cabo la privatización de la empresa Eesti Ted, responsable de mantener las carreteras del país y hasta un 49 por ciento de la empresa de transports Operail.