España, sumida en un golpe de Estado con Ángela Merkel y la Yihad de cómplices necesarios

Un golpe de Estado es una acción protagonizada por rebeldes cuyo objetivo es apoderarse del Gobierno de un Estado. Casi siempre conlleva la sustitución de las autoridades existentes y el cambio de mando de las instituciones estatales por imposición. O sea, lo que se evidencia en España.

¿Qué otra finalidad que no sea imponer, de momento, solo el terror en la población, siete partidos cuya innobleza funcional y desbarajuste ideológico es más visible que la luz solar?. Pedro Sánchez, nunca convocará elecciones. Entre otras cosas porque es un convidado de piedra en este miserable juego democrático. En España el verdadero Presidente de Gobierno o más bien delegado con mando en plaza es Monedero.

Publicidad

Cuando Rajoy tenía mayoría absoluta y no modificó la Ley electoral que solo consistía en sumar un diputado o concejal más a la lista más votada de cada circunscripción que, además, era de valioso interés electoral tanto para PP como para PSOE ya que de una vez por todas se quitaban la lastra de los partidos minoritarios y restos que, por cierto, cuestan más de 70 millones de euros al Erario Público y nunca obtienen representación.

Rajoy, en su día, argumentó que era justo y necesario un consenso entre partidos….supongo que ahora se habrá dado cuenta de lo consensuado que consensuan el resto de partidos. Todos los partidos de España contra el PP. Ellos no admiten lo de pacto de perdedores cuando está en juego su gobernabilidad. El bueno de Rajoy pensó que con tantos millones de votos sería el inmaculado perpetuo del poder político España sin darse cuenta o sin que alguien le asesorase de que con cuatro partidos en disputa por el poder y habiendo circunscripciones con número de diputados pares es imposible ni aproximarse a la mayoría absoluta.

En ese preciso momento, el delegado en España de HISPANTV (TV irania en español) le dijo a Monedero refiriéndose a Pedro Sánchez “Ese individuo no vale, pero nos vale”. Llegaron las primeras elecciones en las que como era previsible perdieron todos los partidos y por más algoritmos que hiciesen los iraníes no les cuadraban las cuentas. Pedro Sánchez, lo intentaba pero Podemos negaba la mayor. Segundas elecciones con resultados parecidos pero un PP al alza y ya los miembros de La Yihad con su bestia venezolana optaron por comprar medios de comunicación y blindar las RRSS –Aquí empezó el golpe de Estado- Posicionaban en las RRSS a chusma para que dolosamente publicaran memeces o escritos cortos que dañasen todo aquello que se le pudiese relacionar con el PP. Las RRSS bien pagadas hacían caso omiso y a otra cosa mariposa. Cuando alguien denunciaba la publicación, siempre tocaba en juzgados cuyos magistrados eran podemitas potenciales. Por ejemplo, Rita Maestre pega una paliza de muerte al capellán de la complutense, intimida a los files que había en la Capilla –tetas al aire- pinta las paredes y el juez, hoy, podemita testifica con la Ley en la mano que la concejal solo trato de expresar una opinión o una crítica hacia el clero religioso ¡Manda huevos!.

En definitiva este adelanto de golpe de Estado a lo Chávez, solo le falta para afianzarse un cambio en todos los estamentos públicos que como estamos viendo, el ritmo bastante fluido. ¿Cuándo nos daremos cuenta los españoles? Sencillamente, cuando vayamos a la farmacia y esté cerrada, cuando vayamos al supermercado y solo veamos estanterías. Ese, solo ese es el momento de la verdad, pero tardía. Los comunicados serán así o parecidos: “Los tiranos de la UE y EEUU nos tienen bloqueados”.

Pero este caso tiene una parte positiva. Alemania, Suiza, Escocia y Bélgica con problemas separatistas tienen cobijados a todos los prófugos de la justicia española. Alemania nos endosa, de momento, 35 refugiados altamente peligrosos, Angela Merkel suelta lastra de su presión política y es cómplice necesaria del hundimiento de España. ¿Para qué leche quiere ella a Puigdemont en Berlín?