El escolta de Carles Puigdemont enviaba mensajes sexuales a niñas de 13 años

Antoni Jaén, uno de los escoltas de Carles Puigdemont en Bruselas, era un pervertido. Uno de los diferentes Mossos d’Esquadra que actualmente protegen al ex president de la Generalitar, prófugo de la Justicia española, fue juzgado por cuatro delitos relacionados con corrupción de menores y condenado por uno de extorsión a una mujer, todos relacionados con contenido sexual.

Según informa OkDiario, este agente de los Mossos d’Esquadra desde 1998, que escoltó a Carles Puigdemont el pasado jueves en la manifestación de Bruselas, fue juzgado en 2011 por el Juzgado de lo Penal de Gerona.

Antoni Jaén proponía a las adolescentes de 13 años acudir a buscarlas al instituto y fotografiarlas en ropa interior a través de la webcam. Incluso les ofrecía mantener relaciones sexuales usando expresiones como «te comería la lengua» o les haría «probar cosas nuevas».

Las adolescentes afectadas aseguraron que este agente de la policía catalana se hacía pasar por publicista, ofreciéndoles trabajar de modelo a cambio de sus fotos en ropa interior.

Además, el independentista se tuvo que sentar en el banquillo por chantajear a una mujer amenazándola con publicar en Internet fotos de ella desnuda si no le daba 6.000 euros. La mujer, ante el pánico de que cumpliera con sus amenazas, le ingresó 1.000 euros en su cuenta.

Finalmente la juez consideró que no había delito en las proposiciones sexuales a las adolescentes al creer que «no afectaron a la evolución de la personalidad de las niñas».

Maribel M.
Graduada en Historia. Comunicadora, apasionada de la actualidad. Contacto: redaccion@casoaislado.com

Populares

Noticias similares