El juez deja en libertad a un marroquí que escapó a la carrera de la prisión de Sevilla II

Un ciudadano marroquí de 34 años de edad se había fugado a la carrera a las puertas de la prisión sevillana de Sevilla II, después de que una patrulla de la Policía Nacional acudiera hasta el centro penitenciario para proceder a su arresto y posterior deportación. Después de casi veinte días de fuga, se entregó ayer en una Comisaría de Policía y ahora el Juez le ha dejado en libertad.

El hombre se había fugado el pasado 30 de julio. Acababa de terminar su condena en la prisión de Sevilla II y procedía a marcharse a casa. Sin embargo, una patrulla de la Policía Nacional intentó proceder a su arresto por encontrarse en situación irregular en nuestro país.

Publicidad
Publicidad

Durante su estancia en prisión había practicado regularmente atletismo, lo que le permitió salir corriendo campo a través, y los agentes de Policía no pudieron interceptarlo. Se perdió su pista y se solicitó una orden de arresto.

Publicidad

No obstante, durante el día de ayer acudió a Comisaría para entregarse voluntariamente, y el Juez ha desestimado su expulsión de España, ya que al parecer se encuentra actualmente casado con una ciudadana española, y la legislación europea impide que pueda tramitarse su expediente. Tan solo se mantiene vigente una causa por desobediencia a la autoridad, a raiz de su fuga.

Este hombre, ya contaba con antecedentes anteriores en los que se le juzgó por Atentado a la autoridad, y además se había ampliado su condena en prisión previamente por no haber vuelto después de disfrutar de un permiso.