El Gobierno sigue con su efecto llamada: Retirará las concertinas de las vallas de Ceuta y Melilla

El Gobierno se empeña en facilitar la llegada de inmigrantes ilegales.

Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior, ha anunciado este viernes que el Gobierno retirará las concertinas de las vallas de Ceuta y Melilla en los tramos más propensos a ser saltados por los inmigrantes ilegales llegados del norte de África.

En la rueda de prensa del Consejo de Ministros, Fernando Grande-Marlaska ha anunciado un plan en el que se invertirán 850 millones de euros para reformar y mejorar las infraestructuras de seguridad del Estado en los próximos siete años.

Publicidad
Publicidad

Finalmente, Grande-Marlaska ha asegurado que Interior retirará las concertinas en los tramos del vallado «más vulnerables», es decir, en aquellas zonas que los inmigrantes ilegales intentan saltar la valla fronteriza de Ceuta y Melilla.

Publicidad

El Gobierno socialista lleva defendiendo desde el año pasado que las concertinas «no son un elemento disuasorio» para los inmigrantes ilegales que intentan entrar en España saltando la valla. La retirada de las concertinas se llevará a cabo en los próximos meses.

El pasado verano se produjeron varios saltos masivos de las valla de Ceuta y Melilla que dejaron a varios agentes de la Guardia Civil heridos tras el ataque de cientos de inmigrantes ilegales, en su mayoría subsaharianos. Con esta decisión de retirar las concertinas, los expertos avisan que el efecto llamada podría multiplicarse si no se aplican alternativas igual de contundentes para evitar los saltos masivos.