El yihadista que atentó en Barcelona recibe clases de yoga para que no tenga depresión e intentar desradicalizarlo

Así se ha conocido.

Publicidad

Los política que desarrolla Instituciones Penitenciarias deja bastante de desear en algunos aspectos.

Uno de esos aspectos es el hecho de que se destinen recursos para tratar que uno de los terroristas yihadistas que atentaron en Barcelona y Cambrils en agosto de 2017, no tenga depresión, viva sin agobio y se desradicalice. Para lograrlo, se le dan clases de yoga.

Publicidad
Publicidad

Según informa este jueves OKDiario, el hermano de Moussa Oukabir, uno de los terroristas abatidos en Cambrils por los Mossos d’Esquadra’, ha comenzado clases de meditación para intentar conseguir que deje de ser un peligro.

Publicidad

Fue el pasado 24 de enero cuando este islamista radical acudió a su primera clase que duró dos horas. A partir de ahora tendrá una clase semanal de yoga con el fin de conseguir que se desradicalice, así lo recoge el programa elaborado por Intituciones Penitenciarias para lograr reinsertar en la sociedad a estos presos de máxima peligrosidad.

Además, OKDiario recoge algunas declaraciones de fuentes internas de la cárcel de Picassent, donde se encuentra actualmente: “No está arrepentido de nada y ha asegurado que los que murieron en el atentado fueron seleccionados por Alá. Estas clases de yoga no sirven de nada“.

En el atentado de Barcelona y Cambrils, fallecieron 16 personas y resultaron heridas 300 personas. Pese a ello, en España los ‘progres’ siguen pensando que un terrorista yihadista puede ser reinsertado en la sociedad.

Claro y decidido con la información que publica. Es una de esas personas que le da igual las críticas. Él siempre informará de lo que deba informar aunque moleste a alguien.