Dos ladrones rumanos salen a golpes de la casa que intentaban robar tras ser sorprendidos por los vecinos

Casi cien vecinos del pueblo sevillano de Casariche se reunieron durante la pasada noche a la puerta de una vivienda donde dos asaltantes rumanos habían entrado a robar minutos antes.

Los hechos ocurrieron alrededor de las diez de la noche. En la casa que los ladrones pretendían desvalijar se encontraba una pareja con sus dos hijos pequeños. Días atrás ya habían encontrado huellas que delataban que podrían ser víctimas de alguna banda. Gracias a eso se dieron cuenta rápidamente de lo que sucedía al escuchar unos golpes y llamaron a la Policía y a algunos vecinos con los que contactaron por WhatsApp.

Publicidad
Publicidad

Tanto los agentes como los vecinos llegaron al lugar rápidamente. Los ladrones habían roto uno de los cristales de la planta baja de la vivienda para acceder al interior. Una vez dentro el matrimonio les sorprendió y cuando quisieron darse cuenta la casa se encontraba rodeada de vecinos furiosos por lo sucedido.

Mientras pasaban los minutos los vecinos seguían llegando. Al final se juntaron entorno a 150. La Guardia Civil tuvo que enviar refuerzos para garantizar la seguridad de los delincuentes, que seguían dentro del inmueble. Los ladrones decidieron buscar su suerte subiendo al tejado y saltando por los tejados de las viviendas aledañas, y la policía salió en su busca.

Tras no localizarles, finalmente los agentes fueron casa por casa buscándoles. Uno de ellos fue encontrado en el patio de una de las casas cercanas a la que robaron. El otro logró escapar y continúa en busca y captura.

Una vez dieron con el sospechoso los vecinos trataron de tomarse la justicia por su cuenta. No obstante, el detenido ya se encuentra en dependencias policiales y será puesto a disposición judicial en breve. Tras identificarle se ha conocido que contaba con numerosos antecedentes de delitos violentos.

Deja un comentario

Por favor, deja tu comentario
Por favor, introduce aquí tu nombre