Dos euros de multa por okupar un chalet y robar todo lo que hay en el interior

Los okupas vivieron en el chalet durante ocho meses.

Una familia de Calafell, en Tarragona, pudo regresar a su vivienda después de que durante los últimos ocho meses, una familia okupa viviera en ella y se llevara todo lo que había en su interior.

Sonia y Mario, vecinos de Segur de Calafell desde hace 35 años, llegaron desde Suiza, donde residen, para disfrutar de sus merecidas vacaciones, encontrándose con que su casa estaba okupada, informa el Diari de Tarragona.

Publicidad

«Se lo han llevado todo en tres furgonetas», afirma una vecina a la pareja.

Publicidad

Una multa ridícula para los okupas

Los okupas, que se marcharon tras conocer que existía una sentencia para que abandonaran la vivienda, solamente recibieron una multa de dos euros al día, en total de 180€, por okupar y desvalijar todo su interior.

A la pareja del chalet okupado, le acompañaba la televisión alemana, que estaba realizando un reportaje sobre la vergonzosa justicia que tenemos en relación de okupación.

Publicidad

Tras entrar en el chalet, la pareja se encontró con las habitaciones totalmente vacías, quedando solamente un pequeño armario y una televisión. Se llevaron las camas, los electrodomésticos y todo el mobiliario de las demás habitaciones.

Uno de los reporteros aseguraba sobre el tema: «En Suiza, en Alemania, los ocupantes están fuera a las pocas horas de que el dueño de la casa aporte un titulo de propiedad».

Por su parte, los okupas aseguraron que ellos pagaron 500€ por las llaves de la vivienda, usando así la técnica habitual de okupación para evitar ser echados al instante.