Detienen en Irán a una pareja por prometerse en público: “Eso es cultura degenerada occidental”

Este es el nivel del islam.

Publicidad

El islam sigue demostrando su peligro. Irán ha detenido a una pareja por el simple hecho de pedir matrimonio en medio de un centro comercial, sobre un corazón formado con pétalos de rosa y rodeado de globos.

En cualquier país sería un acto bonito, digno de recordar, pero en Irán, donde la Ley Sharia controla la vida de todos a base del islam más radical, es delito.

Publicidad
Publicidad

Fue en la localidad de Arak, una ciudad conservadora en la provincia central de Markazí, donde la pareja prometida fue arrestada por “ultrajar la decencia pública bajo influencia de la cultura degenerada occidental”. Finalmente fueron liberados bajo fianza.

Mustafa Nuruzi, uno de los mandos policiales de Arak, habló en declaraciones al periódico local Sharvand, explicando que era una actitud inaceptable: “No pueden hacer cuanto sea común en otros sitios del mundo sin tener en cuenta las costumbres, cultura y religión”.

Publicidad

“El crimen es muy claro. No necesita explicación”, añadió el dirigente de la policía iraní.

Irán, una República Islámica, se rige de normas estrictas que coartan la libertad de todos los ciudadanos, en especial de las mujeres musulmanas. La Ley Sharia considera “vergonzoso” pedir la mano en público y tratará de castigar a aquellos que repitan un acto similar.

En Irán también se sancionan con la detención los bailes en vía pública, comer en tiempos de ayuno del Ramadán y las muestras de afecto públicas. Además, también se castiga a aquellas mujeres que se nieguen a llevar velo islámico.

Es el director de CasoAislado.com. Tiene unas ganas tremendas de contar la verdad que otros tratan de ocultar. Las críticas le hacen más fuerte.