El despilfarrador Sánchez usó el helicóptero oficial para viajar a la boda de su cuñado

Pedro Sánchez sigue haciendo un uso excesivo del helicóptero oficial. En esta ocasión, según informa en exclusiva El Confidencial, usó el helicóptero para acudir a la boda de su cuñado, el hermano de su mujer, que se realizó en un pequeño pueblo de La Rioja.

El presidente del Gobierno voló desde La Moncloa hasta la base aérea de Agoncillo, situada a 57 kilómetros de Aldeanueva de Cameros, pueblo en el que todos los invitados del cuñado de Sánchez acudieron a la boda.

Fue el pasado 30 de junio cuando tuvo lugar esta cita familiar a la que Pedro Sánchez no quiso faltar. Y para evitar perderse el enlace matrimonial, el presidente del Gobierno hizo uso del helicóptero, un transporte que cuesta miles de euros a los españoles.

Siempre según la información publicada por El Confidencial, Pedro Sánchez y su mujer, Begoña Gómez, usaron el helicóptero Super Puma para viajar desde La Moncloa hasta La Rioja. Fue en la base aérea de Agoncillo donde numerosas personas, civiles y militares, esperaban al presidente del Gobierno.

Se destinaron más de 50 agentes para garantizar su seguridad

Una vez allí, también se gastaron miles de euros para organizar el dispositivo de seguridad para que Sánchez llegara por carretera al pueblo en el que se celebró la boda civil, a la que acudieron 85 invitados.

50 agentes de diferentes Cuerpos policiales participaron en el dispositivo que garantizó la seguridad del presidente del Gobierno tanto en el aeródromo como en el camino hacia la boda.

Redacción CasoAislado
Un medio libre que trata la actualidad que otros medios ocultan. Informamos de la cuestión migratoria, de la actualidad política y de ciertos delitos que muchos prefieren silenciar.

6 COMENTARIOS

  1. Porque este tipo de cosas son las que venido a hacer.
    Ni una idea para España, sólo figurar e ir de nuevo rico.
    A de para cuando una izquierda española coherente, con ideas y con ganas y no está panda de indocumentados, traidores y oportunistas.
    Elecciones generales Ya; y esta gente a casa.

  2. (A veces sueño con helicópteros estrellándose)

    Señor Sánchez, si usted me lee: póngase a hacer sentadillas, que está tan enclenque (física y mentalmente) que da vergüenza ajena y podría derribarlo una brisa. Usted no tiene ni percha para dedicarse a política, ni para llevar un traje.
    Háganos un favor a todos y retírese.

  3. Porque este tipo de cosas son las que venido a hacer.
    Ni una idea para España, sólo figurar e ir de nuevo rico.
    A de para cuando una izquierda española coherente, con ideas y con ganas y no está panda de indocumentados, traidores y oportunistas.
    Elecciones generales Ya; y esta gente a casa.

  4. (A veces sueño con helicópteros estrellándose)

    Señor Sánchez, si usted me lee: póngase a hacer sentadillas, que está tan enclenque (física y mentalmente) que da vergüenza ajena y podría derribarlo una brisa. Usted no tiene ni percha para dedicarse a política, ni para llevar un traje.
    Háganos un favor a todos y retírese.

  5. Confieso que a veces soy cuerdo y a veces soy loco,
    Y amo así la vida y tomo de todo un poco
    Me gustan los aviones y me gusta el vino
    Y si tengo que olvidar mi cargo, bebo y olvido.

    Colegas hubo en mi vida que me quisieron
    Pero he de confesar que otros también me hundieron
    Pero de cada momento que yo he vivido
    saqué tajada jodiendo al peor partido.

    Y es que yo
    (lalalala)
    amo la vida y mi casoplón
    (lalalala)
    soy un truhán, soy un «señor»
    (lalalala)
    algo fantasma y embaucador.

    Y es que yo
    (lalalala)
    amo un buen vino con entrecot
    (lalalala)
    soy un gañán, soy un «señor»
    y casi fiel en el amor.

  6. Confieso que a veces soy cuerdo y a veces soy loco,
    Y amo así la vida y tomo de todo un poco
    Me gustan los aviones y me gusta el vino
    Y si tengo que olvidar mi cargo, bebo y olvido.

    Colegas hubo en mi vida que me quisieron
    Pero he de confesar que otros también me hundieron
    Pero de cada momento que yo he vivido
    saqué tajada jodiendo al peor partido.

    Y es que yo
    (lalalala)
    amo la vida y mi casoplón
    (lalalala)
    soy un truhán, soy un «señor»
    (lalalala)
    algo fantasma y embaucador.

    Y es que yo
    (lalalala)
    amo un buen vino con entrecot
    (lalalala)
    soy un gañán, soy un «señor»
    y casi fiel en el amor.

Los comentarios están cerrados.

Populares

Noticias similares