Dejan en libertad un argelino detenido en cuatro ocasiones tras protagonizar casi 200 robos en el norte de España

El argelino ha sido puesto en libertad.

Un argelino de 47 años, al que se le imputan casi 200 robos con fuerza mediante el uso de un total de más de 30 vehículos robados que fueron recuperados, ha sido detenido por cuarta ocasión.

Ha sido en Gipúzcoa donde el cabecilla de una banda que se dedicaba a robar viviendas de zonas rurales de Guipúzcoa, Álava, Navarra, Cantabria y Asturias. Se les atribuyen 10 robos con fuerza y la sustracción de otros 16 vehículos según ha explicado el Departamento vasco de Seguridad.

Publicidad

Este cabecilla de la banda había participado en un total de 130 robos con fuerza en el momento en el que fue detenido por última vez. Ahora, se le imputan 10 robos con fuerza más, realizados entre octubre de 2018 y marzo de 2019. Además de 16 vehículos de robos en lugares como Bera de Bidasoa, Oitz, Saldías, Zubieta, Lesaka, Eulate y Akai Arakil en Navarra; Larraul, Elduain, Usurbil, Legazpi, Mutiloa y Errenteria.

Publicidad

Fue en 2013 cuando este grupo organizado comenzó sus actos delictivos en la zona norte de España. Ese mismo año fueron detenidos varios miembros del grupo, entre los que estaba el cabecilla argelino.

En 2014 el grupo fue desarticulado de nuevo. En aquella ocasión se le imputaron un total de 58 robos con fuerza mediante la utilización de 12 vehículos robados.

Publicidad

Durante los años 2016 y 2017 volvieron a la actividad delictiva, trasladando su actividad y ámbito de actuación a puntos ubicados en el interior de Cantabria, Asturias y Navarra.

Fue el 26 de mayo de 2017 se produjo una nueva operación policial contra este grupo delictivo.

Ya el pasado 27 de marzo de 2019, se producía un nuevo operativo policial por parte de la Ertzaintza. Los agentes observaron a tres varones que accedían al interior de un Citroen C-4 robado en Navarra. Al observar este hecho, trataron de interceptar al vehículo, provocando una persecución que acabó con la colisión del Citroen y otro vehículo.

En todos los operativos policiales se detuvo a un argelino de 47 años, siendo identificado el cabecilla de la banda.

Lo más indignante es que el Juzgado de Guardia de Donostia lo ha dejado en libertad provisional con cargos.