Decenas de refugiados queman coches y atacan a la policía en Estocolmo

Decenas de refugiados atacaron a policías en Estocolmo en la noche de ayer.

Publicidad

La situación en Suecia está a punto de explotar. Donald Trump, presidente de Estados Unidos, afirmaba públicamente que el país nórdico estaba en una muy mala situación debido a su política migratoria y sus palabras no dudaron en ser respondidas por los propios refugiados, pero con violencia.

El barrio de Rinkeby, conocido por su multiculturalidad, fue el lugar elegido por los refugiados para quemar decenas de coches y atacar a la policía de Estocolmo con el lanzamiento de piedras.

Publicidad

Fue anoche, a las 20.18 horas local, cuando una patrulla de la policía, fue atacada cuando llevaba a cabo la búsqueda de una persona para proceder a su detención. A partir de ahí, se produjo la quema de varios coches y mobiliario urbano, además de constantes ataques a la policía que acudió a controlar la situación.

Publicidad

Publicidad

Varios grupos de jóvenes, bien organizados, atacaron a la policía con el lanzamiento de piedras y de botellas de cristal, además de destrozar varios escaparates.

La policía disparó a los violentos

Lars Bystrom, portavoz de la policía, reconoció que los disparos que se realizaron no fueron de advertencia.

“El disparo que se produjo fue para tratar de reducir a uno de los atacantes. No fue para dar una advertencia. En este tipo de casos, la policía tiene permiso para disparar contra otros individuos. No podemos permitir que nuestros policías estén en peligro y no puedan defenderse”, aclaró.

Por su parte, Ulf Johansson, jefe de la policía regional, manifestó su intención de aumentar la dotación policial: “Vamos a aumentar el número de policías y permanecerán en la zona el tiempo que sea necesario para garantizar la seguridad y el orden”.

Claro y decidido con la información que publica. Es una de esas personas que le da igual las críticas. Él siempre informará de lo que deba informar aunque moleste a alguien.