Austria ya ha deportado a 6.000 inmigrantes en lo que va de año y espera deportar miles más

Austria sigue luchando contra la inmigración ilegal.

Publicidad

El Gobierno austriaco, bajo las órdenes de Sebastian Kurz, nunca ha escondido su voluntad de luchar contra la llegada masiva de inmigrantes ilegales y contra la islamización del país, algo que están sufriendo países como Suecia, Francia y Alemania.

En lo que llevamos de 2018, según informa el diario Österreichische Tageszeitung, el Gobierno austriaco ya ha deportado a 6.000 inmigrantes ilegales.

Publicidad

Las estadísticas no engañan; Austria es un país que no está por la labor de permitir que sus calles se llenen de inmigrantes ilegales. Es por ello por lo que en la primera mitad de año, ha expulsado exactamente 6.096 inmigrantes, 2.106 de ellos fueron deportados forzosamente.

Publicidad

Herbert Kickl, ministro del Interio de Austria, ha reconocido que está satisfecho con las cifras, aunque afirma que siguen queriendo endurecer la política migratoria.

Publicidad

“Estamos satisfechos con el trabajo que estamos haciendo, pero debemos endurecer nuestra política migratoria. En muchos casos, los solicitantes de asilo no cooperan y tenemos que deportarlos por la fuerza”, dijo el propio Herbert Kickl.

Cada vez son más los países europeos que quieren endurecer sus políticas migratorias y aumentar las deportaciones. Italia, Alemania y próximamente Suecia también van a realizar deportaciones masivas.