Publicidad

Austria no quiere inmigrantes: Seguirá los pasos de Hungría y no firmará el pacto migratorio mundial

Austria da la espalda a la inmigración.

Publicidad

Sebastian Kurz, canciller de Austria, ha confirmado que Austria no quiere más inmigrantes, asegurando que «Austria no se unirá al pacto migratorio de las Naciones Unidas».

Con estas declaraciones, queda claro que cada vez son más los países de la Unión Europea que rechazan la acogida de inmigrantes y refugiados, posicionándose a favor de países como Hungría, Polonia, la República Checa e Italia.

Publicidad
Publicidad

«El Gobierno está seriamente preocupado por el contenido y los objetivos del Pacto Migratorio de la ONU», ha anunciado el canciller de Austria.

Publicidad

«Consideramos que existe la necesidad de separar entre la inmigración laboral y el asilo. La inmigración no es ni puede ser un derecho humano, por lo tanto, no puede darse el caso de que no se distinga entre flujos de inmigración legales e ilegales», añaden desde el país europeo.

Desde que Sebastian Kurz llegó al poder, Austria ha adoptado diferentes políticas antimigratorias que han sido aplaudidas por los propios ciudadanos del país del centro de Europa.

Publicidad

La decisión de Austria pone en apuros a aquellos gobiernos que siguen defendiendo la acogida de inmigrantes ilegales.

Publicidad

Países como Alemania, Francia, Suecia e incluso España, están quedándose en solitario en su postura de acoger a inmigrantes ilegales que llegan procedentes de África.