Así es el ‘Objetivo 17’ del pacto migratorio que firmará Sánchez: Será delito posicionarse en contra de la inmigración ilegal

Os mostramos el peligroso 'Objetivo 17' del Pacto migratorio que firmará Sánchez.

Publicidad

El 10 y el 11 de diciembre serán los dos días en el que algunos miembros de la ONU firmarán en Marrakech el Pacto Global para la Migración, un pacto que ya ha sido calificado de “muy peligroso” por numerosos países no solamente de la Unión Europea, sino también de otros continentes como Asia, Oceanía y América.

Hungría, Polonia, Italia, Eslovaquia, República Checa, Croacia, Australia, Israel y Estados Unidos son solamente algunos de los países que han confirmado que se niegan a firmar un pacto que pretende legalizar la inmigración ilegal e incluso, perseguir a aquellos que se posicionen en contra de la inmigración ilegal.

Publicidad

En su ‘Objetivo 17’, tal y como nos informa nuestro compañero Rubén Pulido, tiene como fin limitar las libertades de opinión en relación a la materia migratoria. El analista político, lo deja claro: “En pocos meses la inmigración ilegal dejará de considerarse como tal, veremos proyectos como inmigracionalismo, crecer hasta convertirse en auténticos órganos de censura, las colas y los gastos aumentarán considerablemente en nuestra Sanidad, algunos actos delictivos serán indultados bajo el amparo de un código cultural aceptado por las hordas chavistas, y para cuando quieras denunciar todo esto públicamente, no tendrás suficiente libertad para hacerlo y serás encarcelado por ser un xenófobo y un racista”.

Publicidad

En una traducción que os ofrecemos en exclusiva gracias a Xiomara Ramírez, os ofrecemos lo que exactamente dice el ‘Objetivo 17’ del pacto migratorio, el cual ya ha sido denunciado en el propio Parlamento Europeo por el eurodiputado holandés Marcel de Graaf: “Criticar la inmigración se convertirá en un delito, y los medios de comunicación que den cabida a críticas contra la inmigración podrán ser cerrados”.

Publicidad

Exactamente. Criticar la inmigración ilegal, ponerla en duda y posicionarse en contra, será delito. El pacto migratorio, que será firmado por Pedro Sánchez y por lo tanto, permitirá que se aplique en España, permitirá al Gobierno socialista la creación de leyes, decretos y similares que atenten contra la libertad de expresión de los que denuncian el peligro de la inmigración ilegal.

Los medios de comunicación que denunciamos la llegada descontrolada de inmigrantes ilegales, podrán ser sancionados e incluso cerrados, mientras que formaciones políticas como VOX, que rechazan la inmigración ilegal, podrían ser ilegalizados o sancionados por ofrecer un discurso diferente al que ofrece el resto de formaciones.