Así desalojó la Guardia Civil a porrazos a los clientes de la barra de una fiesta

La Guardia Civil se vio obligada a desalojar a numerosos clientes que golpeaban la barra de una fiesta que tenía lugar en El Xiringüelu, después de que un gran grupo de ellos se negasen a marcharse pese a que la fiesta ya había terminado.

Pese a las insistentes peticiones por parte de los propios trabajadores de la barra, que no podían salir e incluso estaban siendo increpados, se vieron obligados a llamar a las fuerzas de seguridad, que acudieron rápidamente al lugar de los hechos para desalojar a los jóvenes que estaban liándola.

Trabajadores de la barra aseguran que todo comenzó a las 12 de la noche, cuando se llegó a la hora límite para que el DJ pinchara su música. Tras ver que la música había acabado, acudieron a la barra para golpearla y gritar, juntándose cada vez más gente. Incluso algunos de los presentes lanzaron botellas al interior, hiriendo a una joven en la mano.

https://www.facebook.com/CasoAislado.noticias/videos/1935509146704633/

 

«No sabemos qué querían, sin más música o más copas. Al principio fue un grupo pero luego se fue extendiendo y la gente venía solo a eso», decía uno de los trabajadores.

Los agentes de la Guardia Civil llegaron poco después de las doce y media. Los camareros, que afirman que pasaron mucho miedo, señalan que que para la una de la madrugada no quedaba ni rastro de la rebelión.

Maribel M.
Graduada en Historia. Comunicadora, apasionada de la actualidad. Contacto: redaccion@casoaislado.com

1 COMENTARIO

Los comentarios están cerrados.

Populares

Noticias similares