Austria ya prepara la expulsión de un imán que llamó a los musulmanes a establecer el Estado Islámico en una mezquita de Viena

Austria no quiere ningún islamista radical en su territorio.

Publicidad

Austria no está por la labor de permitir que el islam más radical se implante en su país y es por ello por lo que las autoridades austriacas ya trabajan para expulsar al imán que en la mezquita Taiseer, situada en Viena, llamó a los jóvenes musulmanes a hacer el Estado Islámico.

Según informa el periódico austriaco Krone, un imán llamó a los más jóvenes a implantar en Austria el Estado Islámico, asegurando que las tareas más importantes que tienen que cumplir son la “yihad y el proselitismo”.

Publicidad

“Felicitar a los cristianos en festividades religiosas está prohibido. Es como postrarse ante la cruz. Para Alá es incluso peor que beber alcohol”, aseguró el imán Zakaria M., siendo uno de los tres imanes que habló durante el sermón.

Publicidad

Amer Albayati, experto islamista, ha criticado ese discurso, al considerarlo radical: “El islam político es una amenaza para la paz de nuestra sociedad. Debe ser detenido inmediatamente”.

Publicidad

El pasado mes de junio, en CasoAislado informamos de la voluntad de Austria de cerrar numerosas mezquitas y expulsar a decenas de imanes radicales.

Esto es solamente el comienzo. Vamos a luchar contra el islam y la financiación de grupos religiosos por parte de otros países“, dijeron desde el Gobierno.

Por su parte, Heinz-Christian Strache, vicecanciller de Austria, añadió: “Queremos proteger nuestra cultura y nuestros valores”.