En Alemania se ven obligados a aumentar la seguridad en las piscinas por los refugiados

Refugiados la lían en las piscinas de Alemania.

Que los refugiados han sido los protagonistas de numerosos sucesos polémicos no es ningún secreto. Si hace apenas unos días desde Alemania denunciaban que los refugiados estaban aprovechando las ayudas sociales para irse de vacaciones, este lunes, han salido a la luz los problemas que están ocasionando en las piscinas públicas alemanas.

En el país teutón, las autoridades se han visto obligados a aumentar la seguridad en las piscinas debido a los avisos y denuncias relacionadas con el abuso de estos sobre las jóvenes que acuden a las piscinas para resfrescarse.

Publicidad
Publicidad

El comportamiento de los refugiados obliga a las autoridad alemanas a triplicar la seguridad en las piscinas públicas.

Publié par Caso Aislado sur lundi 26 juin 2017

«Hemos tenido que contratar más seguridad para tener las piscinas controladas», dicen desde el Ayuntamiento de la localidad de Wismar. «Desgraciadamente hemos recibido varios avisos de abusos en las piscinas públicas de la zona», añaden.

Publicidad

En otras zonas de Alemania, también han aumentado los miembros de seguridad presentes en las piscinas. Heiko W., uno de los vigilantes de seguridad contratados, ha explicado: «No es algo exagerado pero sí hemos visto un comportamiento incorrecto por parte de algunos refugiados. Ellos pueden entrar gratis y de vez en cuando hay que estar encima de ellos».

«Aquí no hemos tenido abusos por parte de ellos a las mujer que vienen a bañarse, pero sí que sabemos que en otras piscinas del país han tenido este problema. Estamos avisados», añade.